El encuentro de los distintos DIVERSIDAD Y FÚTBOL, por Arnaldo Esté

Comparte en tus redes
Mundial de fútbol 2018 1
Una diversidad que aún no se instala como valor ético social, a pesar de haber buscado expresiones institucionales como en la Organización de las Naciones Unidas.

No es original decir que los problemas son muchos, particularmente en nuestro país. Pero, a pesar de todo ello, los humanos, paradójicamente, son cada vez mejores y viven mejor que hace años.

El fútbol es un lenguaje que combina una alta complejidad de momentos y jugadas, a las que pueden concurrir la inteligencia, la sagacidad y la picardía con la conclusión sexual de meter un gol. Tal vez sea por ello que pareciera comprenderse y arraigar rápidamente. Ello facilita el encuentro de los diversos.

Aun cuando existían maneras informales en varias partes del mundo, Wikipedia dice que se formaliza en Inglaterra alrededor de 1863. Así lo aceptamos como un deporte de origen inglés y su expansión a todo el mundo nos dice que así mismo se han expandido Occidente, la cultura occidental, la modernidad. Una cultura que se inicia en la Florencia de los Medici, unos banqueros muy capaces que se dedicaron, además de a hacer dinero, a reclutar genios y creaciones de todo el mundo, protegerlos y facilitar sus trabajos, y crear así unos modos y un imaginario que, al ser imitados y seguidos por toda Europa, terminarían por llamarse Renacimiento.

Es la razón como creadora de verdades, la ciencia, la industria, la industrialización de la guerra, y las crecientes hibridaciones y mestizajes que van surgiendo al paso de esa expansión que muchos llaman globalización: China, Japón, Rusia, Corea del Sur, la teatral Corea del Norte, que juega a escenas con el presidente de Estados Unidos, Arabia Saudita y las variantes monárquicas y teocráticas del Medio Oriente, la fallida revolución proletaria, América Latina, África.

Una diversidad que aún no se instala como valor ético social, a pesar de haber buscado expresiones institucionales como en la Organización de las Naciones Unidas.

El fútbol está en ese curso. Una copa mundial en la que convergen, además de gente de todas partes, negocios, comercios e intrigas de toda la variedad que somos capaces de crear los humanos, pero que nunca puede alcanzar el terror y la destrucción de las guerras.

arnaldoeste@gmail.com

Deja un comentario