Chávez y Maduro LAS LEYES DE LA ECONOMÍA, por María Cristina Capriles

Comparte en tus redes
Maduro preocupado
Lo que han hecho con la economía de Venezuela es una crueldad, romper en mil pedazos un sistema y desintegrar una estructura.

La Economía es una ciencia pero Chávez no la conoció y Maduro tampoco y por tanto no creyeron en ella. Tan simple como esto.

Chávez asume la Presidencia y quiere todo nuevo. Lo anterior hay que borrarlo. Por sus inclinaciones hacia la izquierda revolucionaria sube a un avión y vuela a visitar a Fidel. Ambos se caen bien, nace una amistad interesada por parte de Fidel y dependiente por Chávez, quien encuentra y hace de Fidel su maestro e ídolo. Maduro, el heredero, sigue el mismo camino. Al maestro le paga eternamente Venezuela.

Ninguno de los dos es egresado universitario. La ciencia no ha sido reflexionada por ellos y la desestiman. Lo que han hecho con la economía de Venezuela es una crueldad, romper en mil pedazos un sistema y desintegrar una estructura. Una revolución que además ha sido incapaz de crear una nueva realidad superior a la anterior, que no aprovechó la cultura ni el conocimiento milenario del ser humano. A las Leyes de la Economía se llega a través de reflexión, investigación y descubrimientos. Las leyes estaban, los hombres las fueron develando. Chávez y Maduro las han obviado y acá los resultados.

Por eso son tan sabias las palabras que definen a la máxima casa de estudios en Venezuela ¡Casa que alumbra las sombras!

¿Qué nos ha quedado? Una macro-hiperinflación, un desbarajuste, una economía errática, una población indefensa que camina hacia un despeñadero y en medio de esto cada día Maduro dicta nuevas medidas que son comida de hoy y hambre para mañana… obtiene divisas y más divisas, reparte dinero y más dinero… a cambio de deuda a futuro en moneda dura, y ¡va devaluando los conos monetarios de Venezuela en una noria sin fin!

¿Cuándo se detendrá esta rueda? Un presidente debe ser estudiado y rodearse de consejeros idóneos, equipos probos, los mejores hombres y mujeres que le asesoren con libertad de criterio, firmeza y tino. El gobierno de un país debe estar en manos de seres cultos, que conozcan de las ciencias y las artes, amen y respeten a todos los seres humanos sin tomar en cuenta su ideología.

Por cierto, para Chávez y Maduro pueblo venezolano es solo aquel que los sigue, de resto es enemigo o abyecto escuálido ¡no compatriota!

 

Deja un comentario