Performance de película LAS PRESENTACIONES DE LOS OSCARS

A pesar de que el enfoque de los Óscars es generalmente hacia los ganadores y los perdedores (y, casi tan importante, a lo que ganadores y perdedores vistieron), en la octogésimo séptima entrega de los Premios de la Academia se jactan de la abundancia de ambos géneros de la música: la clásica y la popular; así como con grandes estrellas del género agraciando el escenario reservado para los talentos más brillantes de Hollywood. Entonces, ¿qué presentaciones fueron las más memorables? De Rita Ora a Tim McGraw, pasando por Lady Gaga, aquí están todas las actuaciones de los Óscars de este año, clasificadas desde las peores hasta las mejores.

8. Adam Levine, “Lost Stars”

Ajustando la nominación de “Begin Again” y con el resto de Maroon 5 merodeando detrás de él, Levine interpretó una versión corta de “Lost Stars”, la cual fue admirable, pero nada abrumadora y que se sintió bastante apresurada dentro del primer bloque, justo antes del primer corte comercial.

7. Rita Ora, “Grateful”

Con luces láser y algunas volutas de humo alrededor de sus guantes de cuero (¿probablemente alguna referencia a “50 sombras de Grey”?), a Rita Ora le dieron solo algunos segundos para mostrar su control vocal y ante una audiencia llena de estrellas. La interpretación del tema de Diane Warren “Grateful”, del filme “Beyond the Lights”, apenas y tuvo algunos segundos para brillar, pero olviden a aquellos que odian a Ora, pues la cantante inglesa se mantuvo imperturbable durante su debut en los Óscars.

6. Jennifer Hudson, “I Can’t Let Go” (In Memoriam)

¿Necesitan un tierno tributo con una gran voz para sus ceremonias de entrega de premios? El nombre de Jennifer Hudson debe estar en sus listas rápidas. A tres años de honrar a Whitney Houston en la ceremonia de los Grammy, la chica soñada ganadora del Oscar agració el escenario de los Premios de la Academia interpretando “I Can’t Let Go” (cuya presentación fue arrolladora), luego del montaje “In Memoriam” a los cineastas fallecidos. Hay que aceptar que la presentación podría haber sido mucho más efectiva si se hubiese realizado durante el montaje, pero predeciblemente, las notas de Hudson deslumbraron a pesar de todo.

5. Tim McGraw, “I’m Not Gonna Miss You”

Haciendo acto de presencia en lugar de Glen Campbell para presentar una emotiva oda a la batalla de la leyenda contra el Alzheimer, Tim McGraw no intentó duplicar el irreemplazable poder de Campbell, sino que trató de hacerle justicia al imponente legado de este hombre. Apoyado por algunas luces colgantes, McGraw brilló mucho y recibió una muy merecida ronda de apasionados aplausos por parte de la audiencia.

4. El número de apertura de Neil Patrick Harris

La elaborada apertura de Neil Patrick Harris, una oda a las “imágenes en movimiento”, tuvo un poco de todo: stormtroopers (Star Wars), Ana Kendrick contando el final de “Gone Girl”, Jack Black haciendo de villano, un grito notorio a la magia de Meryl Streep, y lo mejor de todo, una celebración de la magia transformadora de la pantalla de plata. ¡Ah! No puede olvidarse el tiro de gracia con la última línea: “¿Todo eso? Fue completamente improvisado”.

3. Tegan and Sara & The Lonely Island, “Everything Is Awesome!!!”

Cuando la primera hora de lo Óscars se arrastraba un poco, Tegan y Sara, la agrupación The Lonely Island y un montón de sus famosos amigos invadieron los Premios de la Academia para interpretar “Everything Is Awesome!!!”, de “The Lego Movie”, que añadió colores de neón a la ceremonia de corbata negra. Los obreros breakdancers, Andy Samberg como el rapero del bombo, las apariciones de “La Marca de Mothersbaugh” y Questlove de Devo y la sola visión de las estrellas indie Sara y Tegan en el escenario de los Óscars fueron suficientemente geniales. ¿El verdadero golpe de gracia? Entregar un montón de estatuillas de Lego a las más grandes estrellas de Hollywwod (incluso Neil Patrick Harris portaba una luego del corte comercial). Por algunos minutos todo fue, en verdad, asombroso.

2. Lady Gaga, popurrí de The Sound of Music

Todos sabíamos que Lady Gaga tiene una gran voz, pero para aquellos que aún no se han enterado de los estilos operísticos de su álbum “Cheek to Cheek”, ¿cuándo fue la última vez que realmente escucharon a Gaga cantar a todo pulmón? Marcada para interpretar éste popurrí del clásico “The Sound of Music” en el 50 aniversario del filme, la estrella Pop tomó un momento del show que se esperaba monótono (o quizá peor, innecesario) y arrasó con todo, ganándose una ovación de pie y obteniendo un amoroso abrazo Julie Andrews en escena luego de terminar su nota más alta. ¿Puede un popurrí del Oscar ser un destello en la carrera de tan adornada intérprete? Uno, tan bueno como éste, puede serlo.

1. John Legend & Common, “Glory”

“Escalofríos incluidos” sería la manera adecuada de describir la interpretación de John Legend y Common del tema “Glory” hasta el final de la canción, cuando “lágrimas incluidas” es la única manera de describir lo que estos dos artistas veteranos pueden conjurar en escena. El protagonista de “Selma”, David Oyelowo, Chris Pine y otros tuvieron más que razones suficientes para irse en lágrimas: mientras Common guiaba a un coro por una recreación de “Selma”, el famoso Edmund Pettus Bridge de Alamaba, Legend se levantó de su piano de cola y se unió al rapero, justo algunos minutos antes de que ganaran y se pararan a hablar de los derechos civiles en su discurso de aceptación. “Glory” es un mensaje de otra generación que claramente resuena hoy, y Common y Legend no podrían haber hecho un mejor trabajo al traer este mensaje a la ceremonia de los Premios de la Academia de 2015. “Selma” será vista por siempre como la merecedora de más nominaciones, pero durante ésos pocos minutos, “Glory” aseguró su lugar en la historia del Oscar.

 

Publicado originalmente en billboard.com

Traducción: César Prato.

Deja un comentario https://ideasdebabel.com/rules-of-playing-blackjack-at-a-casino/