Bienvenido, Mister Marshall / LA GRAN OBRA DE LUIS GARCÍA BERLANGA, por Alfonso Molina

Comparte en tus redes
Una película distinta a todas, con situaciones insólitias y diálogos muy inteligentes.

Hace 100 años nació en Valencia (España) Luis García Berlanga, el autor de Bienvenido, Mister Marshall, el primer gran clásico del cine español, estrenado en 1953, en plena vigencia del franquismo. En el marco del homenaje que le rinde el 25° Festival de Cine Español, será exhibido el próximo jueves 11, a las 3 de la tarde, en la sala Plus del Trasnocho Cultural. Será una única función para ver o volver a disfrutar una obra imprescindible. Dos días después, el sábado 13 (cuando se conmemora once años de su muerte) tendremos un cine foro organizado por el Ateneo de Caracas en el que participaremos Luis Bond y yo con la moderación de Vilma Ramia, directora ejecutiva del centro cultural que cumple 90 años de trabajo ininterrumpido. Así que vean la película el jueves y el sábado asistan al foro. Solo tienen que inscribirse enviando un correo a formacion.ateneo@gmail.com.

En la extensa filmografia de Luis García Berlanga destaco obras fundamentales como Calabuch (1959), Plácido (1961), El verdugo (1963), Tamaño natural (1973), La escopeta nacional (1978), Patrimonio nacional (1981), Nacional III (1982) y La vaquilla (1985), pero la que marcó una personalidad muy definida en el cine español es, sin duda, Bienvenido, Mister Marshall, su debut en la dirección individual. Antes había codirigido con Juan Antonio Barden —otro de los primeros grandes nombres del cine de España— Esa pareja feliz (1951). Ya entonces perfilaba su espíritu cuestionador que utilizaba el llamado rodeo semántico —según Carlos Saura— para formular críticas al estilo de vida impulsado en el franquismo.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos propuso a la Europa devastada el Plan Marshall para su reconstrucción económica, para abrir sus mercados y para evitar la influencia de la Unión Soviética. España no fue incluida por el modelo autárquico y proteccionista de su economía, hasta su incorporación en 1951. En este contexto histórico se ubica la trama del film de García Berlanga. En el puebo manchego Villar del Río se rumorea que los representantes de Plan Marshall van a pasar por allí y que pueden influir en la economía local. Es el mismo día que llega la cantante folclórica Carmen Vargas. El alcalde plantea que ese pueblo castellano debe darle la bienvenida a Mister Marshall y debe disfrazarse de andaluz para adaptarse a la visión que los visitantes norteamericanos tienen de España. Este es el punto de partida de una historia muy divertida y a la vez crítica —con elementos de comedia pero también de drama— sobre el oportunismo y la sumisión  de ciertos personajes: el alcalde, el cura, el médico, la profesora, el boticario, la cantautora, el manager, el hidalgo de la localidad, el científico, el pregonero, etcétera. Ciertamente el realizador expone su ácida mirada hacia el franquismo pero también hacia la hegemonía estadounidense en una Europa que trataba de salir del desastre en la posguerra.

Cuando se estrenó en Madrid en 1953 no alcanzó el éxito de público y estuvo a punto de salir de cartelera en apenas dos días. Pero simultáneamente obtuvo en el Festival de Cannes el premio a la mejor comedia y una mención especial al guion coescrito por Barlanga, Bardem y el dramaturgo Miguel Mihura. Esta noticia impulsó el interés en una película distinta a todas, con situaciones insólitias y diálogos muy inteligentes. Dejó de ser un film folclórico para promocionar a la cantante Lolita Sevilla para convertirse en una aguda ironía sobre las características del franquismo. Sobre todo las referidas al aislacionismo de la dictadura, las falsas apariencias, el atraso cultural de España en esa época, el retraso económico con respecto a sus países vecinos y la marcada influencia de la Iglesia católica.

Se reconoce en Bienvenido Mister Marshall cierta influencia del neorrealismo italiano, muy en boga en la época, especialmente de Vittorio De Sica, pero también de ciertos géneros norteamericanos: el western, el cine de gángsters y el musical. Pero todas esas influencias fueron articuladas en una historia muy española.Con un elenco de primera que incluyó a José Isbert, Manolo Morán, Lolita Sevilla, Elvira Quintillá, Alberto Romea, entre otros.

Lo curioso es que con tanta carga crítica no fue censurado por la mordaza franquista. En esa época el régimen español quería hacer olvidar sus alianzas con el nazismo y proponer una conducta más apropiada para la visión de de Washington. Afortunadamente.

Una de las mejores películas de la historia del cine español y junto con El verdugo la mejor de Luis García Berlanga, a mi juicio. Una película de culto que se ha enriquecido en calidad con el paso de los años. Si no la ha visto, por favor no se la pierda.

BIENVENIDO MISTER MARSHALL, España, 1953. Dirección: Luis García Berlanda. Guion: Juan Antonio Bardem, Miguel Mihura y Luis García Berlanga. Producción: Vicente Sempere. Fotografía: Ramón Berenguer. Montaje: Pepita Ortuna. Música: Jesús García Leoz. Elenco: José Isbert, Manolo Morán, Lolita Sevilla, Elvira Quintillá, Alberto Romea, Félix Fernández, Joaquín Roa, Manuel Alexandre, José Vivo.

Deja un comentario