Juan Manuel Barrientos / SU PRIMERA ESTRELLA MICHELIN, por Alfonso Molina

Comparte en tus redes
El Cielo en Washington acaba de ganar su primera estrella Michelin.

Cuando uno se sienta a comer por primera vez en El Cielo, en Bogotá, no sabe lo que va a experimentar en los próximos minutos. La sorpresa abre camino al deleite de los sabores, los olores, el tacto y la visión. Muchos comensales se ríen cuando tienen en sus manos —literalmente— una delicia de chocolate para ‘chuparse los dedos’. Otros simplemeente no saben qué hacer. No es cocina convencional. Es otra cosa. Ahora le llegó su primera estrella Michelin.

Juan Manuel Barrientos fundó hace 14 años El Cielo en Medellín, con un concepto distinto de cocina colombiana y luego abrió puertas en Bogotá donde repitió el éxito de público y crítica. Después inauguró sus locales en Miami y Washington DC. Precisamente es en su local de la capital norteamericana —abierto en septiembre de 2020, en plena pandemia— donde acaba de recibir la primera estrella que otorga la Guía Michelin. Se convirtió en el primer chef colombiano en ser galardonado por esta importante institución gastronómica.

Barrientos es uno de los pioneros en la llamada gastronomía de los sentidos y define su trabajo como cocina colombina en evolución, con ingredientes muy autóctonos, como los frutos del mar, el chocolate, el coco, el tamarindo, la yuca y otros, interpretados de forma muy creativa. Su trabajo se fundamenta en la neurociencia, donde los comensales tienen la oportunidad de despertar sus sentidos por medio de olores y sabores, que les permiten transportarse a diferentes regiones de Colombia.

“Mi equipo y yo estamos muy honrados y recibimos con mucha humildad este reconocimiento de convertirnos en el primer restaurante colombiano en aparecer en la guía Michelin”, afirmó el cocinero paisa cuando se enteró de la noticia.

Barrientos nació el 16 de junio de 1983 en Medellín. Es chef, empresario, defensor del ambiente, conferencista y activista de la paz en Colombia. Está al frente de más de diez restaurantes y bares. Además de ser el creador y fundador de la cadena de El Cielo, también ha generado otros conceptos en La Serenissima, Cuon y AO, Kai, Shibari, Aguafresca y Cerdología. Trabajó con Juan Mari Arzak en San Sebastián.

No conozco El Cielo de Washington pero sí el de Bogotá, donde he disfrutado sus menús dirigidos denominados La Experiencia y El Viaje. He probado un hamachi de cerdo seguido por una chocoterapia y luego cotufas (crispetas) con queso fresco, empanadas de cangrejo, pargo rojo con ají amarillo y parchita, langostinos con coco y tamarindo, ñoquis de yuca. Las posibiidades son infinitas.

Un elemento fundamental en sus locales es el ambiente elegante y sosegado y una excelente atencion. Sus camareros explican con precisión cada uno de los platos a degustar y responden cualquier duda de los comensales. Cuando uno sale del restaurante siente que ha vivido algo que no se encuentra en ninguna otra casa de comidas.

Deja un comentario