The Big Bang Theory / LOS PELIGROS DEL CONOCIMIENTO Y LA POBREZA ENDÉMICA, por Karin van Groningen

Esto ocurre en la comedia estadounidense ‘The Big Bang Theory’, cuyo personaje principal es el Dr. Sheldon Cooper.

Dr. Sheldon Cooper, el científico graduado suma cum laude, con un master y dos doctorados en física teórica, se negó a exponer el avance de sus proyectos, ante los multimillonarios empresarios estadounidenses.

El Dr. Leonard Hofstadter, su paciente y muy tímido compañero de trabajo y de vivienda, fue quien terminó sufriendo los fuertes embates de los empresarios, en aquella fiesta para recaudar fondos, organizada por la dirección del prestigioso Instituto de Tecnología de California (Caltech), la universidad donde ambos trabajan ¡Una de las mejores universidades del mundo! La viuda de un multimillonario recientemente muerto, totalmente desinteresada en los proyectos financiados por su esposo, se encargó de ello. En una noche de sexo alocado, se convirtió para Leonard, la muy exitosa presentación de su rendimiento personal. Gran logro profesional ante la muy agradecida comunidad científica universitaria que lo vitoreó la mañana siguiente…

Esto ocurre en la comedia estadounidense The Big Bang Theory, cuyo protagonista principal, Jim Parsons, ganó el premio Emmy al mejor actor de comedia en los años 2010, 2011, 2013 y 2014, así como el Globo de Oro en el 2011 en esa misma categoría. Lo cierto es que Dr. Sheldon Cooper tenía razón. Ese ciclo de financiamiento, debe romperse, o al menos, revisarse.

Jacob Bleacher, el actual jefe del equipo de exploración de la NASA, respondió a similar sugerencia, en el programa Hard Talk transmitido mundialmente por la BBC. La agenda particular de los empresarios que financian el conocimiento en las universidades y centros de investigación de los países del primer mundo, es lo que le preocupa a Stephen Sackur, conductor de ese programa transmitido muy recientemente por tan prestigiosa cadena de noticias.

El caso es que ello debería ser la preocupación también, de los ciudadanos que viven en los países rodeados de pobreza endémica, peyorativamente llamados en ‘vías de desarrollo’. Particularmente, la de sus empresarios. De sus políticos. Y la de sus universidades y centros de investigación. Y es que es, en las prestigiosas universidades y centros de investigación de los países del primer mundo, en donde nacen muchos de los planes y proyectos dirigidos a superar la pobreza endémica que acongoja al tercer mundo. A favor de la superación de la profunda desigualdad mundial… Planes y proyectos que se dicen orientados a provocar una reacción de naturaleza tal, que les permitan alcanzar la riqueza de los muy desarrollados países del primer mundo. Es por lo que muchos han trabajado. Y trabajan en estos días.

Se trata, en suma, del uso de las herramientas que provee el conocimiento… Y le pregunto… ¿a favor de quién?  ¡Es que es excluyente!  El modelo económico de los países del primer mundo —que en tiempos de pandemia no pasan de ser más de un puñado— ¡es excluyente!  Así lo expresa en el mismo programa de la BBC, Chris Packham, el naturalista inglés, fotógrafo natural, presentador de televisión y autor de la serie infantil de televisión The Really Wild Show.

Es un modelo económico que consume casi la totalidad de los recursos que ofrece el planeta Tierra, nos dice Packham. Por lo que no deja espacio para la incorporación de los más de 100 países que forman parte del mundo subdesarrollado, generalmente, altamente poblado y profundamente necesitado…  ¡De allí el concepto de pobreza endémica!… Es ese voraz uso de los ya casi agotados recursos terrestres, según lo informa la Organización de las Naciones Unidas, lo que está orientando la búsqueda de conocimiento en las universidades y centros de investigación del primer mundo, hacia la conquista de otros planetas.

Por allí iba la pregunta que Stephen Sackur, le hizo al actual jefe del equipo de exploración de la NASA. Marte es el objetivo, informó el alto representante de la NASA. La Tierra convertida en un desecho más… Se hará uso de la Luna, como posible puente, siguió informando el Dr. Bleacher ¡Pobre Luna! Allí van por ella… Recuerdo la tal vez profética asociación de la luna con la muerte de Federico García Lorca.  Lo cierto es que se necesita mucho dinero para generar tanto conocimiento…

Probablemente allí encajan los países subdesarrollados. Probablemente allí encajan los planes y proyectos elaborados en las prestigiosas universidades del mundo, que acarrean importantes préstamos bancarios… ¡Aquí no hay filántropos, ni amor por los semejantes! Deudas eternizadas colman a los Estados subdesarrollados cargados de pobreza endémica…  En suma, se trata del uso las herramientas que provee el conocimiento a favor de aquellos que lo poseen o de quienes pagan por él…  Se trata de un ciclo, que debe romperse, o al menos, revisarse. En este punto le pregunto nuevamente: ¿Llegado el momento se mudarán y dispondrán del planeta Tierra como lo hacen con una botella de plástico desechable? Y los países cargados de pobreza endémica ¿Quedarán atrás?  ¿Podría un fructífero intercambio entre las universidades y centros de investigación de los países ricos y pobres, financiados por sus exitosos empresarios, introducir un cambio en el modelo de crecimiento económico que beneficie a todos, elimine la grosera desigualdad social mundial y salve a nuestro planeta Tierra?

@vangroningenk

kavege@gmail.com

@KarinvanGroning

Publicado originalmente en https://pasionpais.net

https://ideasdebabel.com/online-casino-central-download/ spirit mt casino

Deja un comentario blackjack online echtgeld app