El actor frente al texto (1) / LIBRETO Y GUION, por Federico Pacanins

J.W. Goethe: “Nadie aprende a comprender nada, a no ser que lo ame”.

Mario Vargas Llosa, premio Nobel de literatura, bien dice: “En la literatura siempre encontré la verdad de las mentiras”. Si damos una vuelta de tuerca a la observación, también podemos afirmar que en el teatro se encuentran mentiras llenas de verdad.

Esas mentiras llenas de verdad marcan la trama o historia dramática y son la materia prima del texto u obra teatral escrita, que lleva impresa la trama con su estructura, los personajes y sus parlamentos;  el cuento esencial de lo que se representará en escena.

Bajo dos formas básicas se presenta el texto teatral: como libreto (término derivado de libro, con parlamentos exactos que el actor no puede variar); o como guion (término proveniente de guía, que el actor puede interpretar más o menos a su antojo). Estos términos, hoy en día, tienden a utilizarse indistintamente con el significado de libro que todos los involucrados deben leer y aprender, aunque el arte de la lectura no sea cosa fácil. Toca el turno a una anécdota:

Matilda Corral, directora del Gimnasio de actores de Caracas, le mandó a leer un texto a una aprendiz amiga, que quería dar el paso de modelo a actriz. Se trataba del clásico Fausto de J.W. Goethe: “La verdad, te digo, no entendí nada de nada, pero ahí voy… poquito a poco.”

(“Nadie aprende a comprender nada, a no ser que lo ame”,  así pudo haber coincidido con ella el propio sabio alemán Johann Wolfgang von Goethe)

Publicado originalmente en https://pasionpais.net/

las vegas casino map https://ideasdebabel.com/captain-cooks-online-casino-reviews-baltimore/

Deja un comentario