how long provigil last provigil generic dosage provigil time take effect amitriptyline and provigil provigil abc video
Inicio / Destacado / Una nación quiere renacer DESPUÉS DEL AULA MAGNA, por Arnaldo Esté

Una nación quiere renacer DESPUÉS DEL AULA MAGNA, por Arnaldo Esté

Aula Magna UCV 4
La convergencia y el clima que se logró en el Aula Magna de la UCV el 6 de marzo, bien expresada en la proclama leída, nos muestra el tamaño y las exigencias de estas tareas.

Se abre la conciencia y necesidad de hacer una nación con la unión, participación y trabajo de todos.

Mucho más que ‘no rendirse’ es pasar a una ofensiva de creación y producción.

La queja y el lamento, más allá de la simple purgación emocional, tienen lugar cuando hay alguien que los oiga y resuelva. Así que no es del gobierno –de cualquier gobierno– o del petróleo que habrán de venir soluciones. Mucho menos de este gobierno que es una dictadura inepta y egoísta, pero con la fuerza destructora que sufrimos cuando carcome con limosnas la dignidad carnetizando la servidumbre.

Mucho más que un cambio de modelo económico, que es ciertamente imprescindible, es la creación y realización de un proyecto adecuado a este desastre en el que estamos y desde donde hay que arrancar, con nuestras maneras confusas y la debilidad de nuestros valores y con los muchas veces repetidos, consoladores y mal usados recursos naturales.

Quedan abiertas tareas políticas que expresen teórica y prácticamente esa unión, pero más allá –y más acá– de los partidos, lo político y lo electoral, que es importante atender, está la necesidad de organizarse en todos los campos y niveles para tomar los caminos del hacer. Para ahora y para siempre. Desde la menuda organización y funcionamiento de un condominio o calle hasta federaciones, instituciones y empresas.

Un giro ético hacia la dignidad, la participación, la diversidad –la imperiosa diversidad– y la solidaridad. Hacia la profundización de la democracia que cultiva lo que el 16 de julio se mostró como posible: la gente, organizaciones sociales de todo oficio, estudiantes y maestros, familias y vecinos y toda las grupalidades que las infinitas redes y voces permiten y lo hicieron. Un sentido y un valor de comunidades haciendo cosas ¡haciendo sus cosas!, sin esperar que otro las haga.

Así que no se trata de regresar simplemente a la democracia superficial y petrofílica. Hay que profundizarla en aquello que requiere la tarea y derechos de todos. Una condición ética de cohesión y participación constructiva desde todos los niveles y sectores. No es solo un cambio de gobierno o modelo. Es otro país.

Tareas para los trabajadores y empresarios en la producción de los bienes cotidianos. Para los artistas que nos llevan al disfrute que les da sentido y fin a esos trabajos y a la vida misma. Para los científicos investigadores que nos ayudan a conocer lo que somos, nuestros problemas y sus exigencias. A los maestros y educadores que deben realizar en sus aulas la democracia necesaria y la derrota del autoritarismo.

La convergencia y el clima que se logró en el Aula Magna de la UCV el 6 de marzo, bien expresada en la proclama leída, nos muestra el tamaño y las exigencias de estas tareas. Debería ser una referencia para el diseño y la realización de proyectos, sin quedarse en buscar o esperar el cambio de gobierno.

No es corto ni poco lo que tenemos por delante. Es cavar fuerte y profundo para hacer una nación que quiere renacer.

arnaldoeste@gmail.com

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Disturbios en París

Los disturbios en Francia LA REVOLUCIÓN, ESE HORROR, por Guy Sorman

EL 14 de julio de 1789, el precio del pan en París había alcanzado el …

Deja un comentario