Inicio / Destacado / Torpezas de Maduro EL CERCO TOTALITARIO CERRÓ OTRA VENTANA, por René Solla

Torpezas de Maduro EL CERCO TOTALITARIO CERRÓ OTRA VENTANA, por René Solla

CNN en Español censurado
Al darle apoyo y cobijo al señalado El Aissami se afianza aún más la imagen de que Venezuela es un estado fallido, subyugado por el narcotráfico que, presuntamente, ha llegado a las más altas esferas del poder.

El pasado miércoles 16 de febrero, se produjo la salida del aire de CNN en Español de las operadoras de cable nacionales de su parrilla de programación, a raíz de una medida decretada por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Cumplió el deseo que el día 12 de febrero había expresado el presidente Nicolás Maduro, haciendo uso de su verbo incendiario y en respuesta al reportaje “Pasaportes en la sombra”. Dicha cadena internacional lo presentó el pasado lunes 6 de febrero y vinculaba a personeros del Gobierno Nacional con la entrega de pasaportes a miembros del grupo terrorista islámico Hezbollah.

No contento con esto, el pasado jueves 17, el Presidente de Conatel, Andrés Eloy Méndez, aseguró que está coordinando las acciones necesarias para bloquear la emisión del canal internacional en Internet.

Cabe ahondar en la profunda torpeza de la camarilla gobernante, cuando lleva a cabo una medida como esta, que tiene un costo político internacional muy alto y que no logrará el efecto deseado. Esto es lo mismo que pretender cerca el campo. Por mucho que se intente, es imposible puesto que el mundo de hoy no es el mismo que el de hace medio siglo, ni siquiera el de hace 10 o 15 años. Con la llegada masiva de las redes sociales el mensaje, de alguna forma u otra, llegará a sus destinatarios, por más que se intente en matar al mensajero.

Estas medidas desesperadas del régimen que comanda Maduro muestran que tiene un profundo temor a que se difundan casos que involucran a destacados personeros de su gobierno con grupos terroristas o en el negocio del narcotráfico. En cualquier país medianamente serio las gravísimas imputaciones que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América hiciera sobre el Vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami y su presunto testaferro, Samark José López, hubiera removido los cimientos del gobierno y pudiera ocasionar la salida del Presidente y de todo su tren ministerial del poder. Por el contrario, en el caso de nuestro país, ni siquiera se conmina a que las autoridades pertinentes realicen una investigación seria y ajustada a derecho, sino que, destempladamente, se sale en defensa del funcionario designado y se cierra el principal medio internacional que ha difundido la noticia, además del mencionado reportaje sobre la entrega fraudulenta de los pasaportes venezolanos.

Si lo hubiera pensado bien, Estados Unidos le arrojó un salvavidas al presidente Maduro, ya que le otorgó la posibilidad de una rectificación, de haber optado por la renuncia del vicepresidente, se hubiera limpiado un poco su historial por la campante corrupción y las denuncias sobre narcotráfico, a la par que abría una rendija por dónde colarse a negociar la tan buscada normalización de las relaciones con el gigante del Norte, máxime ahora cuando comienza la gestión de un nuevo presidente. Por el contrario, Maduro actuó más como el jefe de una banda delictiva que como un hombre interesado en lavar la maltrecha imagen de la revolución bolivariana.

Muchas oportunidades así no se le volverán a presentar. Al darle apoyo y cobijo al señalado El Aissami se afianza aún más la imagen de que Venezuela es un estado fallido, subyugado por el narcotráfico que, presuntamente, ha llegado a las más altas esferas del poder. El desprestigio del gobierno de Nicolás Maduro crece exponencialmente y lo coloca a la par de los regímenes más denostados del mundo.

Para los ciudadanos decentes que hacemos vida en este país se hace muy complicado sobrellevar el día a día sin sucumbir al desaliento cuando graves acusaciones tocan a destacados personeros gubernamentales y lo único que se hace en este sentido es arremeter contra la libertad de expresión e información.

A efectos del Gobierno pareciera que el principal responsable de este hecho no es otro que una prestigiosa cadena internacional de noticias, cuyo canal en español cumple este año dos décadas de existencia. Basta pasearse por su programación para reconocer el balance informativo que ofrece cuando presenta un tema, por más controvertido que este sea, dándole cabida a las partes en conflicto, en aras de que el televidente se forme su opinión habiendo tenido todo el abanico de herramientas para ello.

Sofía Imber 1
Esta es la Venezuela que debemos recordar, la que personificaba Sofía, capaz, brillante y exigente.

En estos duros momentos que atraviesa la República, este lunes 20 de febrero se confirmó la desaparición física de la periodista y promotora del arte Sofía Imber, fundadora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas y responsable de que la Universidad Central de Venezuela (UCV) tenga la colección de obras de arte que la caracteriza. Sofía, sin haber nacido en nuestra tierra (lo hizo en Soroca, Moldavia), logró amarla y trabajar por ella como la que más. Como dato curioso, su hermana mayor Lya fue la primera mujer en obtener un título médico en Venezuela y fundar una sociedad médica. Sofía, por su parte, es la única mujer a quien se le ha otorgado el Premio Nacional de Periodismo de Venezuela, además de ser la primera latinoamericana en recibir la Medalla Picasso, que otorga la Unesco.

Esta es la Venezuela que debemos recordar, la que personificaba Sofía, capaz, brillante y exigente con su labor profesional y la de los suyos que, a pesar de todo, sigue siendo la mayoritaria frente a esta camarilla gobernante plagada de incapaces que han deshonrado nuestro gentilicio, enriqueciéndose con nuestros recursos, mientras miles de venezolanos hurgan entre la basura en procura de algo que llevarse a la boca.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Dos décadas INVENTARIO DEL MAL, por Antonio Llerandi

Sin orden, ni cronológico ni de importancia, pero eso sí, todos o casi todos los …

Deja un comentario