Inicio / CINE Y TV / Ramón J. Velásquez: testigo y actor PARA CONOCER LA OBRA DE UN VENEZOLANO FUNDAMENTAL, por Alfonso Molina

Ramón J. Velásquez: testigo y actor PARA CONOCER LA OBRA DE UN VENEZOLANO FUNDAMENTAL, por Alfonso Molina

Ramón J. Velásquez
Mendoza elaboró el homenaje que el país debía a este personaje singular que hasta el último de sus días estuvo pendiente del devenir de Venezuela.

Trasnocho Cultural, Cinesa (en el marco de sus sesenta años como empresa) e Ideas de Babel presentamos el Cine Encuentro con Ramón J. Velásquez: testigo y actor, excelente documental de Alejandra Mendoza que recoge los momentos más importantes en la vida de un venezolano insigne que se destacó como político, historiador y periodista. Sobre su vida hablará el historiador y escritor Rafael Arráiz Lucca y el crítico y realizador Edgar Rocca. El presentador y moderador será Trino Márquez, sociólogo y coeditor de Ideas de Babel. El sábado 14 a las 10:00 am en el Trasnocho Cultural.

Personaje notable del proceso democrático venezolano del siglo pasado, Ramón J. Velásquez tuvo el don de saber cuál era el papel que debía jugar, tomar la decisión más adecuada y actuar de forma coherente en las oportunidades más diferentes de nuestra historia, desde la apertura política que inició el general Isaías Medina Angarita, en tiempos del posgomecismo, hasta la transición entre los segundos gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera en 1993, en un lapso de grave crisis institucional. Ese tachirense que supo labrar su trayectoria en situaciones adversas se encuentra bien representado en el documental de Alejandra Mendoza.

La directora venezolana estructuró su discurso a partir, precisamente, de la designación de Velásquez como Presidente de la República, después de los trágicos hechos de violencia ocurridos desde 1999, como el Caracazo y dos intentos de golpe de Estado. El hombre de la transición. Tras esa definición de su personaje, Mendoza recurre a la visión histórica de su trayectoria, desde su Táchira natal, para mostrar su llegada a Caracas en los años treinta y su posterior inserción en el proceso político que intentaba establecer la democracia en el país.

El documental se construye de forma lineal haciendo un recorrido por los momentos históricos esenciales en los que participó quien se inició en el periodismo como reportero en Últimas Noticias y fue dos veces director de El Nacional, donde lo conocí en 1977. Las figuras de Juan Vicente Gómez, Diógenes Escalante, Medina Angarita, Rómulo Betancourt, Marcos Pérez Jiménez, Rafael Caldera y muchos otros personajes históricos marcan la ruta de su vida profesional. Es una forma de comprender la construcción de un modelo político que se inauguro en 1958, se desarrolló, dio sus mejores frutos y luego comenzó a decaer de manera predecible. Uno de sus momentos más importantes fue, precisamente, cuando asumió la presidencia de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (Copre), con la misión de estimular los cambios necesarios en la democracia venezolana. Sabemos que sus esfuerzos —y los de sus sucesores— no fueron suficientes para evitar el colapso que desembocó en la elección de Hugo Chávez como Presidente de la República, con las consecuencia que ya sabemos.

Once personajes de nuestra vida pública —Gustavo Velásquez, Rafael Arráiz Lucca. Laura Febres, Elías Pino Iturrieta, Carlos Raúl Henrández, Andrés Cañizales, Arnoldo Gabaldón, Eduardo Fernández, Edgar C. Otálvora, Fernando Ochoa Antich e Hiram Gaviriaofrecen sus testimonio sobre Velásquez desde diferentes perspectivas, lo cual permite construir un retrato más completo del personaje, en especial, con las palabras de su hijo Gustavo Velásquez.

Mendoza elaboró el homenaje que el país debía a este personaje singular que hasta el último de sus días estuvo pendiente del devenir de Venezuela.

RAMÓN J. VELÁSQUEZ: TESTIGO Y ACTOR, Venezuela, 2018. Dirección y guion: Alejandra Mendoza. Coneptualización y asesoría cinematográfica: Carlos Oteyza. Producción ejecutiva: José Ignacio Oteyza y Daniela Nieves. Producción general: Javier Reyes. Investigación: Alejandra Mendoza y Javier Reyes. Fotografía: Gustavo Poleo. Edición: Javier Reyes. Música: Eleventh Studios y Luis Contreras. Sonido: José Rafael Rodríguez. Locución: Enrique Hoffman. Testimonios: Gustavo Velásquez, Rafael Arráiz Lucca. Laura Febres, Elías Pino Iturrieta, Carlos Raúl Henrández, Andrés Cañizales, Arnoldo Gabaldón, Eduardo Fernández, Edgar C. Otálvora, Fernando Ochoa Antich e Hiram Gaviria.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Rafael de Nogales Méndez

Inspiración del genocidio TURQUÍA COMO MODELO, por Rubén Monasterios

Maduro  y Celia se dieron soberbio banquete en Estambul; pero no fue sólo por necesidades …

Deja un comentario