Inicio / CINE Y TV / Más vivos que nunca EL ELENCO ES EL MENSAJE, por Pablo Gamba

Más vivos que nunca EL ELENCO ES EL MENSAJE, por Pablo Gamba

Más vivos que nunca
La historia es la de la fuga de cinco viejitos de un ancianato.

Más vivos que nunca es una película en la que los actores principales son figuras de una larga y destacada trayectoria, y que además son todos personas mayores: Eduardo Gadea Pérez, María Cristina Lozada, Pedro Durán, Gonzalo ‘Chile’ Veloz y Haydée Faverola. Esa es la razón para ver el filme escrito por Laura Romero y dirigido por Alfredo Anzola, quien también pertenece, por su edad, al mismo grupo de los protagonistas. Un elenco de esas características es capaz de sostener aquí una comedia de humor sin chistes y de un género intuitivamente asociado a la aventura, y por ende a la juventud: la road movie.

La historia es la de la fuga de cinco viejitos de un ancianato. Se escapan de allí con el fin de cumplir un deseo de una amiga que muere en la casa-hogar: llevar sus cenizas a un pueblo del interior. No se trata, sin embargo, de un filme realista por lo que respecta a las características y problemas de personas como esas, mucho menos en un país como Venezuela, donde ejercer el derecho a una pensión se ha convertido en un sarcasmo sádico y es casi imposible disponer de lo mínimo para mantener la salud a esa edad, como medicinas y una dieta balanceada. El relato se desarrolla en un mundo de telenovela, con un nivel de vida como el de los comerciales y conflictos por acciones de empresas.

Pero igual hay una reivindicación social real en este filme: muestra la capacidad de unos venezolanos de continuar luciéndose en una actividad exigente como la actuación, a pesar de haber pasado la que sigue siendo considerada edad de retiro profesional. También incluye el trabajo de Anzola —uno de los directores de trayectoria más destacada en el cine nacional desde los años setenta—, por su capacidad de darle al filme un vuelo que no está en el guion. Ocurre en particular en la parte en que grabó con linternas y celulares como fuentes de luz en manos de los personajes. Es cinematográficamente la mejor escena de la película, y marca la transición entre un comienzo visualmente monótono y la última parte, en la que la imagen transmite la sensación de libertad del viaje.

El verdadero mensaje de Más vivos que nunca es contrario al lugar común implícito acerca de la relación de los hijos con los padres y de la sociedad con sus viejos. Es una advertencia a la Venezuela que siempre se ha visto a sí misma como un ‘país joven’. El peso que la juventud ha tenido en la reciente ola migratoria puede estar precipitando la transición hacia una realidad diferente. Si en el futuro la lucha por los derechos de la gente de esa edad llega a ser más importante y eficaz, probablemente no sea por una toma de conciencia o una epidemia de bondad paternalista para con la tercera edad, sino porque tendrán la posibilidad real de hacer valer sus exigencias con su activismo y sus votos.

MÁS VIVOS QUE NUNCA, Venezuela, 2017. Dirección y montaje: Alfredo Anzola. Guion: Laura Romero. Producción: Laura Oramas, Laura Romero, Alfredo Anzola. Dirección de arte: Ana Hernández. Fotografía: Enrique Blein. Sonido: Mario Nazoa, Jacky Schreiber, Gustavo González. Elenco: María Cristina Lozada, Haydée Faverola, Eduardo Gadea Pérez, Pedro Durán, Gonzalo ‘Chile’ Veloz, Rosario Prieto, Greisy Mena, Antonio Delli, Nohely Arteaga, Catherina Cardozo, José Roberto Díaz, Germán Anzola, Ana Isabel Hernández, Ana María Guevara, Ramón Roa, María Elena Matos, Luismarth Badres, Isaac Marrero. Distribución: Cinematográfica Blancica.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Amantes

Romances súbitos y efímeros SALVAJE, por Rubén Monasterios

                                                 Dedicado a la Dama de Nácar Apenas llegando, me cruzo con una muchacha …

Deja un comentario