Inicio / Destacado / María Fernanda Ferro EN MI CORAZÓN Y MI MEMORIA, por Elizabeth Albahaca

María Fernanda Ferro EN MI CORAZÓN Y MI MEMORIA, por Elizabeth Albahaca

María Fernanda Ferro 1
La presencia particular, singular, de su persona, su carácter para enfrentar el personaje, inspiraba y daba al trabajo creativo, hermosos y plenos momentos.

Para los amigos y compañeros de María Fernanda Ferro.

 La muerte tan precoz de María Fernanda Ferro es para mí sumamente dolorosa y una gran pérdida.

Su edad, que entraba en un periodo de vida todavía fecundo en proyectos  y realizaciones, fue truncada lamentablemente.

Encontré por primera vez a María Fernanda Ferro en el Taller Experimental de Teatro, siendo miembro del grupo, en el año 1988. Yo había sido invitada por la dirección, que estaba para aquellos momentos en manos de Francisco Salazar y Guillermo Díaz, para trabajar en un proyecto de teatro.

En el hacer, sobre pequeños estudios de algunas escenas tomadas de las obras dramáticas de Shakespeare, recuerdo que me llamo mucho la atención una voz muy especial, bastante ronca, que hacía ver más madura, a la joven persona que poseía esa voz, tenia además un buen temperamento para imponerse con voluntad,  y creatividad en su iniciativa, esa persona era María Fernanda Ferro.

Más tarde durante el trabajo que estuvo bajo mi dirección, en varias puestas en escena, era dada totalmente a experimentar.

Estaba de acuerdo en la búsqueda del personaje, no de una manera convencional, con gran gusto por la provocación, como si fuese alguien que necesitaba revelarse, de no estar siempre de acuerdo con ciertas realidades, de la convención social, era rebelde María Fernanda.

Tengo en mente, entre otros personajes que realizamos, el de la Señorita Julia (obra de August Strindberg), la Molly Bloom (personaje del Ulyses de James Joyce, en adaptación del dramaturgo español José Sanchiz Sinisterra).

La presencia particular, singular, de su persona, su carácter para enfrentar el personaje, inspiraba y daba al trabajo creativo, hermosos y plenos momentos.

Sirvan estas palabras en homenaje, como tributo a su persona.

María Fernanda, fue gran amiga, en el trabajo y en la vida.

La guardaré en mi corazón y mi memoria.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Esperar reloj

Tiempo y verdugo EL AHORA EN TOTALITARISMO, por Edilio Peña

Especial para Ideas de Babel. Toda espera activa un nivel de expectativa tolerable o insufrible, …

Deja un comentario