provigil overdose dosage comprar provigil online modafinil provigil causes hair loss is there a generic form of provigil how much does provigil cost on the street
Inicio / Destacado / Literatura venezolana actual SANGRE, SUDOR Y LAGRIMAS, por Antonio Llerandi

Literatura venezolana actual SANGRE, SUDOR Y LAGRIMAS, por Antonio Llerandi

Protestas en Venezuela 2
Hay un país en crisis que es narrado por tres autores.

Tres publicaciones —La hija de la española de Karina Sainz Borgo (Editorial Lumen), Diario en ruinas de Ana Teresa Torres (Editorial Alfa) y Dos espías en Caracas de Moisés Naím (Editorial Penguin Random House)— dan origen a esta crónica.

La hija de la españolaSangre

La primer novela de Karina Sainz Borgo tiene dos características. La primera, que se lee de una sentada, uno queda atrapado por ese texto desde la primera página y todo su transcurrir, todo lo que nos cuenta, ficción o realidad, es absolutamente creíble, todo el horror de lo cotidiano se nos hace tan familiar a los que hemos vivido en la Venezuela del siglo XXI o incluso a los que pertenecemos a la gigantesca diáspora. “Maldije al país que me expulsó y al que todavía pertenecía sin formar ya parte de él”. Y lo segundo, es literatura, sale de adentro y por lo tanto llega también muy adentro, no se queda en la superficie, en lo banal, en lo anecdótico. Sus personajes respiran y sangran, son de verdad, tanto que aun cuando no lo sean, están construidos tan sólida y verosímilmente, que uno los asume como tales. “Darme de baja del sufrimiento era otra forma de traición”.

Por otra parte su verbo es preciso y contundente, algo que uno debe agradecerle a un escritor. Donde no haya florituras innecesarias, donde no se establezcan palabras vacías. Todas están llenas de contenido, todas respiran o nos hacen contener la respiración, nos hace cómplices de lo que ahí se narra, porque se narra y muy bien, y ese es el objetivo y lo que define a la literatura. No todo lo que se escribe lo es, no todos los escribientes son literatos o creadores de y para la palabra. Pienso y —por qué no— creo que Karina Sainz Borgo es una autora literaria y precisamente por su juventud y por su formación que la presiento sólida, es posible que en un futuro nos depare más y mejores obras.  Por ahora, esta primera ya es valiosa de por sí. Felicitaciones.

“Un país generoso en belleza y violencia, dos de las más abundantes pertenencias nacionales”

Diario en Ruinas

Sudor

A diferencia de Karina, Ana Teresa Torres es una veterana de los libros y la palabra, tanto que la editorial ha establecido una colección con su nombre donde atesora su obra completa. Ana Teresa ha viajado por la ficción y la investigación, su obra es vasta y muy bien sustentada. Hay un libro —para mi capital— que permite entender a Venezuela que es La herencia de la tribu, un recorrido pormenorizado y profundo que penetra como un bisturí en lo que hemos sido y la consecuencia de lo que somos. No es de fácil lectura, pero para quienes nos hemos adentrado en esas páginas el resultado es sumamente satisfactorio lo cual no lo hace menos devastador.

Diario en ruinas, su último libro, es una reconstrucción pormenorizada y desde la óptica personal, sin olvidar los hechos, de todo lo acontecido dentro del país en las dos décadas nefastas: 1998-2017. Como muy bien lo indica, el libro retrata “las efemérides de una debacle”.  “Conecta la memoria individual con la colectiva”.

Y por eso uso la palabra sudor para describirlo. Es un libro trabajado y trabajoso. Duro de roer, en primer lugar para ella misma, quizás su condición de psicoanalista le ayudó. Pero gracias a su otra condición de escritora nos sirve —y mucho— para que nuestra memoria no olvide, para que cualquier vacío que tengamos, cualquier duda, sea posible llenarlo con todo lo que el libro contiene y es mucho.

Dos espías en CaracasLágrimas

Este tercer ejemplar que voy a comentar es Dos espías en Caracas, indiscutiblemente —de los tres aquí comentados— el que más promoción y divulgación ha tenido en los últimos tiempos. En primer lugar porque Moisés Naim es un excelente analista político, económico y social, con una extraordinaria cultura y una obra sólida en el campo de la investigación. El libro ha sido antecedido por un trabajo constante de Naim, desde sus inicios como ministro en Venezuela en la década de los ochenta, en el Banco Central de Venezuela y el Banco Mundial y su posterior actividad internacional dirigiendo la revista Foreign Policy o programas de entrevistas o produciendo actividades televisivas o incisivos artículos. Moisés Naim es una persona con una obra sólida y respetable no sólo en el ámbito nacional sino sobre todo en el internacional y eso dice mucho —y para bien— de él.

Con esta carga admirativa me adentré en el libro y debo confesar mi frustración. Venía precedido de mucha publicidad. Cuando me lo leí sentí desgraciadamente y a pesar de que en su solapa lo califica de novela, que no lo es.  No llega a esa categoría, le falta literatura. Y digo esto pues lo considero más bien una crónica, un poco superficial y juguetona, donde se trata más bien de hilvanar supuestos (verosímiles o no) para tratar de armar un rompecabezas que atraiga al gran público, más acostumbrado a los best sellers que a la literatura.

Es posible que de los tres libros aquí mencionados sea este el que se acerque más a esa condición de best seller pero lamentablemente a costa de alejarse de la buena literatura. Por eso las lágrimas, por una ocasión perdida, lejana de la sangre y el sudor de las dos obras anteriores. Aunque mi respeto por Moisés Naim sigue incólume.





Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Acuerdo y solidaridad

Un gran acuerdo nacional DE LA RENTA PETROLERA AL TALENTO PRODUCTIVO, por Luis Ugalde

El próximo gobierno contará con el apoyo de un Estado pobre y la recuperación de …

Deja un comentario