provigil and fertility is vyvanse better than provigil provigil tinnitus provigil cost no insurance buy provigil online south africa
Inicio / LETRAS / Letras VIAJE HACIA EL DOLOR Y LA ESPERANZA

Letras VIAJE HACIA EL DOLOR Y LA ESPERANZA

La nueva novela de Victoria de Stefano abre una mirada íntima.

Novela de depresión y supervivencia, Paleografías retoma un rasgo propio de la narrativa de Victoria de Stefano (Rimini, Italia, 1950) referido al punto de inflexión en procesos vitales que busca cambiar el rumbo —o perderlo en algunos casos— como ya lo hiciera especialmente en su primeriza El desolvido (1970), su reconocida Historias de la marcha a pie (1997) y su recordada Lluvia (2002), por sólo nombrar tres de sus siete novelas a la fecha. Sus personajes —masculinos o femeninos, según la historia— manifiestan un estado de conciencia sobre sí mismos, en una especia de reconocimiento de sus propias vidas. Es lo que ocurre en su nueva novela, edificada en torno de un creador en la cincuentena de su vida con más insatisfacciones que gratificaciones en su trayectoria. Augusto transita el camino de la depresión, pero la supervivencia lo marca con fuerza. Un drama cotidiano vivido de forma extraordinaria. Una novela distinta en el panorama venezolano sobre un tema inevitable.

La supervivencia como instinto básico busca, en el caso de Augusto, definir el camino de la fuga ante los recuerdos, ante la evaluación de sí mismo, de sus fracasos y sus renuncias. Es la antítesis de su depresión y su amargura. Pero la posibilidad del afecto asoma su nariz en medio del sol y de la calidez del mar, al amparo de una vieja película de François Truffaut y tras la memoria del padre y la pertinencia del dolor. Muy adentro, muy profundo, muy constante. Son situaciones que se suceden participando del mismo edificio pero mostradas con relativa independencia. Son estampas de una vida recogidas en uan larga comprensión totalizadora.

La relación entre el personaje y su autora adquiere relieve de manera definitiva. De Stefano propone una inserción en los laberintos del alma de Augusto y avanza en cada página en un recorrido de su vida. Ella lo conoce bien, lo dibuja mejor, lo expresa con fuerza, lo narra, lo dota de ficción para revelar sus ansiedades. Como lo hizo una vez con Clarice en Lluvia, como inició su estilo en El desolvido. Pero en Paleografías consolida su postura que limpia lo periférico de su personaje para apreciar mejor su historia íntima. Establece una relación afectiva con ese cincuentón que no sabe por qué se deprime.

Paleografías atraviesa el mundo como si fuese el cuerpo humano, de un extremo a  otro, con el registro de sus emociones, sin pausa pero sin prisa, y desde la perspectiva de la tercera persona que cede su posición a la óptica de la primera persona, en una especie de constatación de la mirada global, sin fronteras geográficas pero con barreras emocionales. Augusto es un hombre en crisis sin pronta recuperación, pero aún deseoso de encontrarla. Los nombres femeninos varían y se desplazan por los capítulos de su vida. Hacia delante y hacia atrás.  Días y noches de dolor, también de esperanza. Es, en definitiva, un viaje sin final.

De Stefano se apoya en distintas disciplinas creativas —la música, los dramas teatrales, el cine, la pintura, desde luego— para confeccionar una trama lejana de las convenciones de la novela-viaje y establece un cuerpo textual compacto, ascendente, complejo, en el que la anécdota se desdibuja para abrir paso a las consecuencias y significaciones de los actos de Augusto. Es una novela surgida desde adentro de su personaje y mantenida como una continuidad: de la crisis al reconocimiento del sufrimiento, de la depresión a la comprensión del dolor, del callejón si salida a una nueva oportunidad. No sé quién tiene más coraje: el personaje o su autora.

PALEOGRAFÍAS, Victoria de Stefano. Alfaguara, Editorial Santillana, Caracas, 2010.


Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Enrique Krauze 5

El pueblo soy yo LA PALABRA, LA DEMOCRACIA, LA LIBERTAD, por Carlos Castillo

Enrique Krauze entabla un diálogo en el que la literatura, la filosofía y la historia …

Deja un comentario