provigil sleep apnea provigil and cocaine.cravings provigil schedule provigil appetite stimulant cephalon provigil coupons
Inicio / Destacado / La otra cara ¿RESPONSABLE YO?, por Inés Muñoz Aguirre

La otra cara ¿RESPONSABLE YO?, por Inés Muñoz Aguirre

Intolerancia en las redes
Con frecuencia hay los que utilizan las redes sociales para exigir y denigrar a personas e instituciones, emplazando bajo amenazas y lenguaje soez.

Transitamos tiempos de cambio. Hoy más que nunca urge revisarnos como sociedad para que las transformaciones necesarias se realicen con la construcción de unas bases sustentables que impidan que volvamos a vivir la terrible experiencia que nos ha tocado transitar como país. Asumamos la cuota de responsabilidad que nos toca desde lo individual, el cambio no viene dado solo por elegir nuevas personas para que rijan los destinos políticos del país, si lo hacemos bajo ese concepto, tendríamos que admitir tristemente que no hemos aprendido la lección.

Ante esta coyuntura es importante preguntarnos y enumerar desde lo personal cuáles son los hechos y las características que rodean cada una de las acciones que más rechazamos de un ‘proceso’ que nos arruinó económicamente pero que también lo ha hecho en lo social. Este último aspecto es el más delicado de todos, porque el rescate moral, el de los valores y la sindéresis puede llegar a ser, el que más tardemos en reconstruir.
Es preocupante ver como una buena parte de nuestra sociedad, de personas ‘preparadas’, en muchos casos profesionales o activistas en distintas áreas, recurren al insulto, la presión, la descalificación de los demás, porque en un determinado momento no leen o escuchan lo que cada uno de ellos espera oír, según sus propios intereses. Con frecuencia hay los que utilizan las redes sociales para exigir y denigrar a personas e instituciones, emplazando bajo amenazas y lenguaje soez, a que les den respuestas que deben ser cónsonas con los fanatismos que les exige su angustia personal.
Estos últimos veinte años condujeron a una buena parte de nuestra sociedad a desconocer los méritos de los demás, a sembrar el pensamiento colectivo en contra del individual, a utilizar el lenguaje más vulgar que escuchamos jamás desde las diversas instancias de conducción, a desconocer al que piensa diferente, al insulto, la descalificación y el irrespeto. Ese concepto destructor que engloba todas estas formas de manifestación, hizo arraigo no sólo en los seguidores de la ‘revolución’, sino en otra parte importante de nuestra sociedad, en gente que suponemos necesaria para el cambio.
Cada persona que descalifica al otro no es más que el ejemplo claro de hasta donde penetró un concepto de vida, con el que decimos no estar de acuerdo. Cada insulto que realizamos al otro nos ubica como voceros de una forma de actuar, que creemos rechazar pero de la cual formamos parte.
Aceptemos que para que el cambio político sea exitoso como todos deseamos, tenemos que asumir todas las cuotas de responsabilidad que nos tocan en las diversas instancias donde nos desempeñamos, de lo contrario corremos el riesgo de un cambio superficial, y eso sería caldo de cultivo para que a la vuelta de un tiempo regresemos como sociedad a repetir la más triste de las experiencias que nos ha tocado vivir. No podemos creer que vamos rumbo a buen puerto, si cada uno de nosotros sigue ‘anclado’ a nuestro espíritu oxidado.
@imunozaguirre
Esta columna también está publicada en: https://elconstructoronline.jimdo.com/la-otra-cara/

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Ayuda humanitaria en Venezuela 1

Tiempos decisivos GEOPOLÍTICA Y URGENCIA HUMANITARIA, por Marta de la Vega

Un historiador avezado y de gran agudeza, Héctor Acosta, pregunta entre amigos cuál fue el …

Deja un comentario