provigil for autism is provigil an ssri over the counter provigil provigil lernen difference between nuvigil provigil
Inicio / CINE Y TV / La noche de la iguana CRISIS EN LA FE, por Sábados Selectos

La noche de la iguana CRISIS EN LA FE, por Sábados Selectos

La noche de la iguana
Ava Gardner y Richard Burton en el clásico de John Huston.

John Houston hace honor a la aclamada obra teatral de Tennessee Williams. Huston nos cuenta una historia de amor, sexo, celos y conflictos vitales. Mucho ruido, muchos sentimientos, mucha pasión. La noche de la iguana llega a un nivel de exceso en el que es difícil respirar. Pero todo en ella es genialidad. El tema no podía desligarse del estilo Williams: “Un sacerdote retirado tras una crisis de fe, se dedica a hacer de guía turístico en México, acompañando a un grupo de profesoras. Entre ellas, viaja una sensual jovencita que muestra interés por seducirlo. La encargada del grupo despide al ex pastor por su comportamiento, que se refugia en un hotel regentado por Maxine, antigua amante con la que mantiene buena relación. Allí conocerá a Hannah, mujer rígida y trasnochada que viaja con su abuelo. Estas vinculaciones del sacerdote con los personajes le marcarán para el futuro”.

La noche de la iguana es un estudio a fondo de la mujer en diferentes etapas vitales, y la perdición del hombre. También atesora trazos superficiales de comedia negra, pero compuesta de pasiones conflictivas, sin perder de vista el humor satírico con que el director retrata a sus personajes, todos de riqueza inmensa…

Ninguna escena, por absurda que sea, ningún personaje, por secundario que parezca, ni ningún diálogo, por artificial que resulte, están dejados al azar. Desde la comicidad hasta la poesía, La noche de la iguana no puede ser bandera de perfección, pero es un retrato más que vivo de la condición humana, de su errático comportamiento y su propia perdición.

Explora profundamente el complejo mundo del espíritu atormentado del padre Shanon, angustiado y alterado por los problemas que ha tenido y las frustraciones que le han provocado. En un marco de desorientación y confusión, confluyen y se suman en su interior, deseos imperiosos, pero inviables, temores y miedos fundamentados, angustias psicóticas por el apetito sexual natural.

Aunque Williams dijo que la película no le gustó, lo cierto es que resulta totalmente fiel a la obra teatral, aceptando ciertos márgenes del director para expresar matices aclaratorios en las interpretaciones. John Huston siempre ha expresado un espíritu más animoso que Williams, una imagen, una visión menos marcada por la derrota y la destrucción, en que los goces de la vida y su búsqueda compensan las pérdidas y las derrotas. El resultado es que el film La noche de la iguana tiene un tono ligeramente más positivo que la obra teatral, aunque en lo esencial se respetó todos los temas del original. Entre otras cosas, los escenarios en el film son más brillantes que los del teatro. La cámara escapa de los sofocantes límites de la deteriorada posada junto al lago en que nadan Shannon y la joven Charlotte y, en cambio, enfoca la fértil vegetación que rodea a la posada y los caminos montañosos de los alrededores. Estos escenarios expresan visualmente un sentimiento positivo: sugieren que es preferible el mundo fantasioso de los sentidos del hombre al rigor del ‘realismo’ religioso de Shannon. Tanto la película como la obra teatral predican como religión el hecho de valorar la vida. Fred, Hannah y Maxine son una trinidad secular de una religión que opera, no desde las alturas del púlpito, sino en la suciedad y en la mediocridad de la convivencia humana. En ambas, la peor miseria de la condición humana es la soledad.

La película parece adecuarse a las normas fílmicas de Huston y esto Williams no lo aceptó, él era partidario del ambiente cargado, de un dramatismo más en consonancia con las tablas que con la cámara. Houston no se sintió ofendido por las palabras del autor, al contrario, eran excelentes amigos y siempre se respetaron. Al final, el dramaturgo reconoció la enorme calidad del film y que La noche de la iguana concordaba muy bien con el modo de ser personal y profesional del director.

Este clásico de John Huston se exhibe  el 29 de septiembre en los Sábados Selectos del Cinecelarg3. A las 2:00 pm. Entrada libre.

LA NOCHE DE LA IGUANA (The Night of the Iguana).EEUU, 1964, 118 minutos. Dirección: John Huston. Guion: John Huston y Anthony Veiller sobre la pieza teatral homónima de Tennessee Williams. Fotografía: Gabriel Figueroa. Música: Benjamin Frankel. Reparto: Richard Burton, Deborah Kerr, Ava Gardner, Sue Lyon, Cyril Delevanti, Grayson Hall, Gladys Hill, Mary Boylan. Productora: Metro-Goldwyn-Mayer.

 

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Disturbios en París

Los disturbios en Francia LA REVOLUCIÓN, ESE HORROR, por Guy Sorman

EL 14 de julio de 1789, el precio del pan en París había alcanzado el …

Deja un comentario