Inicio / CINE Y TV / La llegada ¿QUIÉN ERES Y QUÉ QUIERES?, por Alfonso Molina

La llegada ¿QUIÉN ERES Y QUÉ QUIERES?, por Alfonso Molina

La llegada
‘La llegada’ trata de la relación entre seres opuestos y, sobre todo, trata del lenguaje, de su fuerza y de su valor intrínseco en un proceso de conocimiento mutuo.

Esta película será analizada y discutida en el Cine Encuentro organizado por Trasnocho Cultural e Ideas de Babel, con la cooperación de Cinematográfica Blancica y la Asociación Venezolana de Psicoanális (Asovep). Las exposiciones serán del cineasta e investigador de la comunicación Oscar Lucien, la psicoanalista Tamara González y el crítico Luis Bond. La moderación correrá a cargo de Trino Márquez, editor de Ideas de Babel. Sábado 11 de febrero, 10:00 am. Trasnocho Cultural. Bs. 1.800.

Siempre hay una manera de enfocar los grandes temas de manera distinta. Y de trabajar los géneros cinematográficos desde una perspectiva diferente. Especialmente cuando se trata de la ciencia ficción, un espacio narrativo amplio y diverso donde han cabido todo tipo de filmes. Eso es lo que ha hecho el canadiense Denis Villeneuve con su nueva película La llegada, más cercana al humanismo de 2001, una odisea del espacio, de Stanley Kubrick, que al absurdo delirante de Los marcianos atacan, de Tim Burton. También recuerda algunas novelas de Isaac Assimov. El resultado es una obra sorprendente y compleja que nos deja pensando al salir de la sala.

El concepto medular de Arrival reside en comprender la necesidad de comunicación de la humanidad en todas las etapas de su desarrollo, incluso en una futura que no debe estar muy lejos. ¿Qué sucede cuando doce naves alienígenas —de más de 450 metros de altura— se posan en una docena de sitios en todo el planeta? Aparte del temor ante lo desconocido, millones de seres humanos sienten una profunda curiosidad por saber qué contienen esas naves. Aparentemente no hay forma de comunicación posible, ni hay elementos comunes para entender las razones de su llegada. Pero están allí, es un hecho que nadie puede ignorar. Todo el mundo parece preguntar ¿quién eres y qué quieres?

Ante esta situación, el gobierno de EEUU decide llamar a una experta en lingüística y políglota para que desentrañe las intenciones de los seres extraterrestres. Louis Banks (Amy Adams) junto con el físico Ian Donnelly (Jeremy Renner) logran crear un código de vinculación con los desconocidos. Hasta aquí la anécdota de Llegada cumple su primer objetivo. Pero lo más interesante surge cuando la comunicación más necesaria se revela en el campo de los humanos. Entre culturas distintas, gobiernos diferentes e historias heterogéneas. La transmisión y recepción de ideas, sentimientos, deseos, frustraciones y esperanzas conforman la condición básica de la humanidad. En un momento dado, Banks y Donnelly plantean qué fue primero: ¿la comunicación o la ciencia?

El otro planteamiento fundamental del film de Villeneuve se encuentra en el manejo y dominio del espacio y —sobre todo— del tiempo. Surgen, entonces, varias preguntas sin respuesta aparente. ¿Cuándo se unen el pasado y el futuro? ¿Es posible cambiarlos? ¿Cómo entablar un diálogo con seres de formas intangibles y brumosas que no hablan ni escriben como los humanos, sino que dibujan en el aire diagramas con una especie de humo negro cuyo significado circular y léxico particular hay que desentrañar? La llegada trata de la relación entre seres opuestos y, sobre todo, trata del lenguaje, de su fuerza y de su valor intrínseco en un proceso de conocimiento mutuo. Porque el lenguaje siempre supone conocimiento.

Puede que en algunos momentos a Villeneuve se le vaya la mano en ciertas especulaciones, y que su film recuerde a ratos a Interstellar, de Christopher Nolan. Pero su manera de enfocar el género de ciencia ficción es atrevida, bella e intensa, así como el manejo de los tiempos del relato, hasta el punto que lo que parece un recuerdo pueda ser visiones del futuro. La actuación de Amy Adams es también fundamental: su severidad dramática es imprescindible para la paciencia con la que el personaje debe encarar este laborioso proceso de diálogo entre especies. Ella logra ‘hablar’ con los extraterrestres y —más importante aún— con el liderazgo del planeta Tierra.

Villeneuve logró algo muy difícil: renovar un género tan abusado e incomprendido como la ciencia ficción, que algunos llaman ‘fantaciencia’ o ficción científica. Prescinde de una visión catastrófica y la sustituye por una concepción humanística y armónica. Porque hay que recordar que en el principio de este género —tanto en la literatura como en el cine— se encuentra una gran preocupación por el futuro de la humanidad.

LLEGADA (Arrival), EEUU, 2016. Dirección: Denis Villeneuve. Guion: Eric Heisserer y Ted Chiang, sobre el relato de Chiang. Producción: Robert Zemeckis, Graham King y Steve Starky. Fotografía: Bradford Young. Música: Jóhann Jóhannsson. Montaje: Joe Walker. Diseño de producción: Patrice Vermette. Elenco: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker. Distribución: Cinematográfica Blancica.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Mujer venezolana en las calles

Trágico espectáculo EL GOBIERNO ES UN PROYECTO FRACASADO, por Arnaldo Esté

En realidad el proyecto nunca terminó de cuajar. Cuando se hizo la Constitución en 1999 …

Deja un comentario