Inicio / CINE Y TV / La jaula de oro LA PESADILLA DE PERSEGUIR UN SUEÑO, por Luis Bond

La jaula de oro LA PESADILLA DE PERSEGUIR UN SUEÑO, por Luis Bond

La jaula de oro 2
Un grito para los eternos ignorados, para los muertos transformados en cifras, para los soñadores que pierden a diario su vida en busca de un país mejor.

Sin lugar a dudas, la exhibición cinematográfica más interesante y variopinta que tenemos anualmente en el país es la Muestra de Cine Latinoamericano. En ella se dan cita filmografías de países que poseen una impronta visual y narrativa muy particular como Argentina, México, Cuba, Brasil, entre otros. A través de estos largometrajes tenemos una suerte de radiografía de los temas que cautivan a esta parte del mundo y de cómo son observados por los realizadores de cada nación.

La 8a Muestra de cine latinoamericano

Un drama, por más universal que sea, jamás será el mismo frente a los ojos de un colombiano o un peruano. Es por eso que en esta selección conseguimos tanta diversidad. Para el placer de los cinéfilos, en su octava entrega, la Muestra de Cine Latinoamericano viene cargada con todo: drama, comedia, suspenso, documental y animación, transformándola en una parada obligada para los amantes del séptimo arte.

La selección de esta muestra es muy variada; tenemos Conducta, un drama cubano; Nuestro hogar, un híbrido entre el drama y la fantasía de Brasil; el documental de Trinidad y Tobago ¡Pan! Odisea de la música, y el estreno de El silencio de las moscas, uno de los documentales venezolanos más interesantes que se han hecho en los últimos años. Llama poderosamente la atención que la gran mayoría de las películas son co-producciones entre varios países, como la comedia protagonizada por el emblemático Gustavo Francella El misterio de la felicidad (Argentina-Brasil), el drama donde brillan Prakriti Maduro y Gonzalo Cubero, Carga sellada (Bolivia-México-Venezuela y Francia), la película animada Rodencia y el diente de la princesa (Perú-Argentina), el drama/suspenso Radiografía de un crimen (Argentina-Venezuela) y, el plato fuerte de la muestra, la ganadora de más de 30 premios internacionales (entre ellos Cannes, Mar de Plata, Ariel, La Habana), el drama/road movie La jaula de oro (México-España).

La jaula de oro

Heredera directa del neorrealismo, La jaula de oro, nos cuenta la travesía de tres adolescentes que deciden abandonar Guatemala en busca de un futuro mejor. Su peregrinaje los hace salir de su país de forma clandestina, atravesando México con la esperanza de llegar a Los Ángeles. El grupo está conformado por Juan (Brandon López), un chico malhumorado y estoico; Chauk (Rodolfo Domínguez), un indio inocente que no habla ni una pizca de español y Sara (Karen Martínez), una chica que se hace pasar por hombre para resguardar su integridad física. Este trío heterogéneo se conoce por casualidad y, sin mediar muchas palabras, se termina uniendo por conveniencia para hacerse compañía. Por supuesto, el viaje es duro y esto hace que poco a poco nazca entre ellos una amistad. Juntos vivirán momentos de una simplicidad y belleza poética indescriptible, pero también conocerán la injusticia, el dolor y el choque de la dura realidad que les arrebatará en muy corto tiempo su inocencia para poner en jaque sus sueños.

La Jaula De Oro – Official Trailer
Films Boutique

Desde que comienza la historia, es fácil intuir que La jaula de oro no será una película fácil de digerir. Conocemos a sus protagonistas en condiciones infrahumanas, abandonados por completo, como si su única opción fuese abrirse camino solos y sabemos que su travesía será dura. A pesar de esto, su director, Diego Quemada-Diez, hace un trabajo envidiable al mantener la frescura de los chicos en contraste con los paisajes llenos de miseria que recorren, creando momentos únicos y planos memorables que logran sacarnos sonrisas y lágrimas. Muchas de las ideas complejas que transmite la película —y la contundencia de las mismas— se debe a la utilización austera de recursos visuales: todo es contado con la cámara fija, la composición está sumamente cuidada, los movimientos son escasos y limpios (incluyendo un par de momentos donde se emplea la cámara en mano). A esto se suma que la mayoría de la acción transcurre en exteriores, aprovechando la iluminación natural y utilizando un montaje bastante sobrio. Esto le da a La jaula de oro una simplicidad y firmeza en la puesta en escena que recuerda a las películas neorrealistas de antaño.

Más allá de la de denuncia

A pesar de su tono de denuncia, La jaula de oro en ningún momento se siente como un panfleto. Es una película donde cada plano transpira veneno y demuestra la maestría del director. Gracias a esto, el espectador se sumerge rápidamente en el universo que plantea, pasando toda la proyección con el corazón en la mano. Sin necesidad de caer en lo lastimero o la ‘porno miseria’, es de esas películas que te hacen llegar a casa a abrazar a tus padres y agradecer por tener comida y un techo donde vivir. Lo más terrible de todo es que nos plantea de frente una dura realidad ignorada y que sucede mientras usted lee estas líneas —y que seguirá existiendo por siempre—: la inmigración ilegal. Un grito para los eternos ignorados, para los muertos transformados en cifras, para los soñadores que pierden a diario su vida en busca de un país mejor.

@luisbond009
*Publicado originalmente en www.cervezazulia.com
http://www.cervezazulia.com/conoce-la-cinta-la-jaula-de-oro-en-la-muestra-cine-latinoamericano/

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Esperar reloj

Tiempo y verdugo EL AHORA EN TOTALITARISMO, por Edilio Peña

Especial para Ideas de Babel. Toda espera activa un nivel de expectativa tolerable o insufrible, …

Deja un comentario