buy provigil thailand does provigil improve memory buy provigil online with prescription buy provigil australia natural substitute provigil
Inicio / Destacado / Homenaje TEODORO, por Arnaldo Esté

Homenaje TEODORO, por Arnaldo Esté

Teodoro Petkoff 3
No, no fue ejemplar, de esos que se prestan para retratos colgados en las paredes y me imagino que le habría ardido encontrarse así.

Este país de valores débiles y con unas referencias humanas donde sobran los militares multiuso, un civil con capacidad, empeño y seguridad, crecido a su propio pulso, es importante, muy importante.

En medio de esta despedida, y si es posible usar la palabra alegría, han abundado historias, anécdotas, citas, recuerdos desde todas partes y eso, para la muerte, es un gran responso.

No era una persona propiamente dulce y prefería moverse con un tono tal vez cínico, tal vez ácido, con sabor caraqueño. Pero su generosidad y capacidad de amar era mayor que esos antifaces circunstanciales.

Se metió en todos los líos posibles y hasta temerarios, y desafió al poder incluyendo al de los más próximos.

No, no fue ejemplar, de esos que se prestan para retratos colgados en las paredes y me imagino que le habría ardido encontrarse así. En su complejidad era difícil que se le pudiera usar como ejemplo. Yo no lo haría, sería una pauta imposible de seguir para los escolares.

Ahora, así jodidos como estamos, gobernados por una mediocridad que resulta eficaz destruyendo, tenemos que ir, no sé si encorvados, recogiendo los pedazos que no son de un rompecabezas porque los rompecabezas una vez estuvieron armados. Pero nuestro país nunca estuvo armado, así que no sabemos en realidad cómo somos. Pero esa personalidad empeñada y tozuda de Teodoro nos es útil porque si no sabemos cómo somos, sí sabemos que tenemos que inventarnos.

Hay alguna gente que persiste en las ideas de que para inventarnos tenemos que dialogar, pero domina un pudor egoísta, un espíritu de carrera de sacos en la que se compite a saltos, al punto de que mucha gente mira para los lados buscando un Bolsonaro. Una raspadura de paila autoritaria.

Se me agotan los amigos y creo que fue Picasso quien dijo que se daba cuenta de que estaba viejo porque le faltaban los amigos.

 

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Venezuela exhausta

¿18 años no bastan? VENEZUELA EXHAUSTA, por Pedro Luis Echeverria

El país en que vivimos, sumergido en la miseria, la involución, el desencanto, la desesperanza …

Deja un comentario