provigil dosage maximum how long does it take provigil to kick in superdrugsaver provigil difference between provigil and vyvanse par pharmaceuticals generic provigil
Inicio / Destacado / Homenaje PABLO ANTILLANO, por Oscar Hernández Bernalette

Homenaje PABLO ANTILLANO, por Oscar Hernández Bernalette

Pablo Antillano 2
Pablo no solo era un joven maestro para los pichones de politólogos, sino que nos incursionó en la lides del periodismo y de la cultura.

Escribir en el teclado con tristeza es una sensación distinta. Se nos fue Pablo, un amigo y hermano del alma. Pablito fue mi compañero desde los años mozos de la Universidad Central de Venezuela. Entramos juntos a la Escuela de Estudios Políticos. Yo salía malogrado de la Academia Militar y él regresaba derrotado de Chile, a donde fue a soñar con una revolución y un socialismo que nunca se logró.

En las aulas de la UCV nos adoptamos, yo era un espécimen aún con porte militar y Pablo un joven greñudo con el perfil del intelectual. Nos asombraba con sus intervenciones en clase, siempre se expresaba con una retórica que enmudecía hasta los mas sólidos de nuestros profesores de esa época. Pablo ya era un periodista, antes de salir para Chile había dejado huella con Reventón, una revista que Caldera había cerrado, por su línea crítica y opositora al establishment.

Pablo no solo era un joven maestro para los pichones de politólogos, sino que nos incursionó en la lides del periodismo y de la cultura. Con Pablo hicimos la revista Escena. un tributo al teatro. Después invento la revista Buen Vivir, pionera de la línea de publicaciones del quehacer en la ciudad. Me llevó de la mano a Libros al Día, de Carlos Ramírez Faría, y en algún momento de crisis económica me consiguió que escribiera en la revista Kena, la más frívola de las revistas de la época.

Como en toda historia de jóvenes cada uno toma sus caminos, yo me fui a la diplomacia y Pablo al periodismo corporativo. Dejamos una gran amistad que a pesar de la distancia nunca nos alejamos. No fueron pocos los encuentros afectuosos y familiares que nos hacían yuntas, las discusiones y diferencias en eran parte de la existencia, era una máquina de hacer amigos, de descubrir jóvenes periodistas, del conocimiento y de la critica, era una referencia mayor como hermano, siempre listo para apoyar, rebelde hasta sus últimos tiempos.

Fue jefe de redacción de El Nacional. Se graduó de politólogo muchos años después para dedicarse a la docencia, a estudiar la política y los medios. Nunca olvidaré un día que inicio clases en la misma escuela que nos formó y lo encuentro sentado en aula como mi alumno. Podría pasar horas escribiendo sobre cuántas horas de estudios juntos, cuántos encuentros en el exterior, descubrimos Nueva York, navegamos en el Caribe, cuántas barras compartidas y tiempos ausentes por las circunstancias de la cotidianidad.

Esta mañana me pidió Nabor Zambrano que fuéramos a despedirlo, no tuve la valentía, lo había visto hacia una semana. Solo me quedó la angustia: qué pensará esa mente lúcida en la recta final. Demasiado duro perder un gran amigo.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Best Windows Antivirus Alternatives

Your anti-virus must protect your pc in any way instances, in which you aren’t about …

Deja un comentario