provigil diazepam interaction how much provigil should i take to get high provigil and effexor provigil mexico prescription is provigil covered by aetna
Inicio / Destacado / Homenaje a Alfredo Caraballo TEJEDOR DE ARMONÍA, por Jorge Moreno

Homenaje a Alfredo Caraballo TEJEDOR DE ARMONÍA, por Jorge Moreno

Alfredo Caraballo 1
Alfredo fue de mis profesores que más influyeron en mi determinación de hacerme docente

Para la generación de sociólogos y antropólogos de la vieja escuela de la Escuela de Sociología y Antropología de los sesenta (finales), setenta y ochenta, Alfredo Caraballo simboliza la amistad incondicional, la excelencia profesional y la condición de venezolano ejemplar.

De sólida formación, de verbo fácil y contagioso, expositor eminente, noble y sincero por sobre todo y de una inquebrantable disposición conciliadora como sello de vida, libre de vanidades y exhibicionismos personales. Del joven dirigente fogoso del Movimiento de Renovación Universitaria, su imagen se proyectó en las aulas como profesor brillante y representante profesoral en el Consejo de Escuela. Pero Alfredo también contribuyó de manera decisiva en otras áreas de la vida pública nacional. Sobresaliente fue su participación en la formación de programas sociales de alcance nacional en la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (Copre) e impecable su actuación en el directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE), en representación de agrupaciones políticas. En ambas posiciones Alfredo puso siempre su excepcional inteligencia al servicio de la conciliación y el consenso como valores de elevada significación. Fino tejedor de armonía.

Alfredo fue de mis profesores que más influyeron en mi determinación de hacerme docente, desde mis inicios como preparador suyo en la cátedra de Introducción a la Historia, hasta hoy como imagen de emulación. Quisiera compartir en este momento una anécdota curiosa que me parece revela en parte la singular valía de este gran venezolano. Julio Escalona me comentó alguna vez que la persona más inteligente que él había conocido es Vladimir Acosta. Pero años después, en una conversación en la que estuvieron también Trino Márquez, Juan González y Jesús López, el propio Vladimir Acosta nos confesó que para él no había persona más inteligente que Alfredo Caraballo. Estas dos revelaciones dejaron en mi una inquietante y grata curiosidad que compartí por tiempo con colegas y amigos, que finalmente quedó resuelta salomónicamente por nuestro apreciado profesor Rafael Camero, quien me comentó: lo que se dice de Alfredo y Vladimir es absolutamente cierto: son dos personajes excepcionales. Pero la diferencia está en que Vladimir es un erudito y Alfredo Caraballo es definitivamente un tipo inteligente.

En esta particular circunstancia que nos reúne hoy, luce pertinente hacer especial mención a destacadas figuras universitarias que contribuyeron fuertemente a la formación de generaciones de profesionales y a la difusión y consolidación de las ciencias sociales en Venezuela:

José Agustín Silva Michelena, Jeannette Abouhamad, Max Flores, Miguel Acosta Saignes, Domingo Felipe Maza Zavala, Adelaida Díaz Hungría, José Lorenzo Pérez, Miguel Ron Pedrique, Heinz Sonntag, Efraín Hurtado, Simón Sáez Mérida, Valentín Fina, Alberto Genatios, Miguel Bolívar, Rigoberto Lanz, Armando Gaviria y Dick Parker.

Con ellos y entre ellos, también destacado, Alfredo Caraballo.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Venezuela exhausta

¿18 años no bastan? VENEZUELA EXHAUSTA, por Pedro Luis Echeverria

El país en que vivimos, sumergido en la miseria, la involución, el desencanto, la desesperanza …

Deja un comentario