aetna prior authorization form for provigil provigil rebate provigil for ms fatigue provigil recreational provigil hinta
Inicio / LETRAS / Hablar solos TODAS LAS VOCES DE ANDRÉS NEUMANN, por Alexandra Cariani

Hablar solos TODAS LAS VOCES DE ANDRÉS NEUMANN, por Alexandra Cariani

-ZHT_71.JPG de Reporteros ABC--0SOU1741.jpg-http://zonalibredigital.wordpress.com/

El escritor nacido en Argentina, pero radicado en Granada (España) desde hace varios años, es uno de los autores más interesantes y prolíficos de los últimos tiempos. Su más reciente novela, Hablar solos (Alfaguara 2012), lo trajo nuevamente a Venezuela.

Una de las cosas que más llama la atención de Neuman es su precocidad literaria. Cuando apenas tenía 22 años, a una edad que muchos jóvenes todavía están dando tumbos en busca de una vocación, ya había publicado su primera novela Bariloche, finalista del Premio Herralde. A esta le seguirían La vida en las ventanas (Espasa, 2002), la auto ficción familiar Una vez Argentina (Anagrama, 2003, nuevamente finalista del Premio Herralde). Pero la proyección internacional definitiva vendría en 2009 con El viajero del siglo que ganó el Premio Alfaguara de Novela y fue además finalista del Premio Rómulo Gallegos 2011.

En ese entonces vino al país en plan promocional, pero no tuvimos la oportunidad de conocerlo. En cambio, sí logramos conversar con él durante su más reciente visita a finales de 2013 con motivo del lanzamiento de Hablar solos (Alfaguara 2012).

“Terminar una novela —nos dijo de entrada— es una experiencia de alivio pero al mismo tiempo de orfandad. Uno sufre la pérdida de los personajes. A diferencia de la poesía. La satisfacción con la poesía es inmediata y eso genera cierta adicción. La adicción con la novela es otra. Al terminarla hay una pérdida, hay un duelo.”

Le comentamos que Hablar Solos es una novela que se lee fácil, pero no por ello es simple. Al contrario, es compleja en su estructura porque además son tres voces las que hablan, tres personajes distintos, tres puntos de vista: Lito (el hijo), Mario (el padre) y Elena (la madre).

“Aproveché esas tres voces para elaborar diferentes modalidades del discurso, del lenguaje. Lito piensa, Mario habla en voz alta y escribe desde su enfermedad y Elena —que es la cuidadora y guerrillera de la novela, la que revoluciona emocionalmente todo— escribe. Son las tres maneras que tenemos de hablar solos: la mental, la oral y la escrita. No hay más. Elena se defiende de la muerte, de la pérdida, desde dos placeres que la ayudan a entender el dolor: el sexo y la lectura. Ambas cosas la empieza a vivir de manera distinta a partir de la enfermedad de su marido. Por eso tuve que releer mi biblioteca como si fuera Elena, subrayando lo que a ella le hubiera interesado”.

(…) Me asfixia estar esperando una muerte para reanudar mi vida, sabiendo de sobra que, cuando suceda, voy a ser incapaz de reanudarla. (Fragmento del diario de Elena)

Eros y Tánatos recorren las páginas de esta breve novela infinitamente amplia, que habla de la familia, la pareja, los hijos, la muerte, el placer, la culpa, los hallazgos y las pérdidas, la celebración y el duelo.

Lo femenino, el viaje y la literatura

A Neuman le encanta narrar. Ha publicado cuentos, varios libros de poesía, obras de no ficción. Pero  también es generoso en la conversación. No hace falta esforzarse demasiado para animarle a responder cada pregunta. Es de verbo rápido y tiene aspecto de niño eterno, a pesar de que el 28 de enero cumplirá 37 años.

Pero volvamos al libro. Hablar solos fue, originalmente, un cuento que nunca se publicó. “Era un viaje de transmisión masculina y la madre era una omisión. Faltaba ese personaje femenino. Estaba incompleta. Hasta que no apareció Elena no pude armar la novela. Su personaje es medular, ella es una fuerza. Es un personaje subversivo en términos narrativos y terminó convirtiéndose en la protagonista. Yo sabía que iba a ser importante desde el punto de vista simbólico porque es una mujer que pone en primer plano dos situaciones postergadas por la tradición: la de la espera y la del cuidador.”

En relación a este punto vale la pena aclarar que la novela está impregnada de la propia experiencia del autor al cuidado de su madre enferma y que su escritura le sirvió de catarsis para expresar lo que había pensado, sentido y vivido durante su enfermedad y a elaborar el duelo por su muerte.

Hablar solos 1Hablar solos es también una historia de viajes. El del padre con el hijo, que implica un desplazamiento geográfico por carretera a la manera de una road story y, paralelamente, el de la exploración de Elena hacia la vida, a través del sexo y la literatura. Esta última ocupa un rol protagónico. Hay citas textuales de diferentes autores pero también la reacción de Elena frente a ellas.

( …) Cuando un libro me dice lo que yo quería decir, siento el derecho a apropiarme de sus palabras, como si alguna vez hubieran sido mías y estuviera recuperándolas. (Fragmento del diario de Elena)


“Quizás leer sea eso. Uno sale de su vida y va a otros mundos para regresar luego a su hogar con otro equipaje. Y para el escritor narrar es una forma de pensar y vivir nuevamente lo vivido. Incluso de vivir lo que fuera de la ficción quizás nunca experimente. La literatura es una intensificación de la vida”.

 

 

Sobre Alexandra Cariani

Te interesa

Juguemos a ser actores

Juguemos a ser actores SEMANA VACACIONAL CON MARIO Y DESI

Especialmente para los niños, llega la Semana vacacional con Mario y Desi ¿Juguemos a ser actores?”, …

Deja un comentario