Inicio / Destacado / En Bogotá, un restaurante de altura CENA ROMÁNTICA CON SELLO DE LOS GALENOS, por Cristina Quiroga.

En Bogotá, un restaurante de altura CENA ROMÁNTICA CON SELLO DE LOS GALENOS, por Cristina Quiroga.

Restaurante Los GalenosEspecial para Ideas de Babel. Contemplar la brillante noche capitalina, desde el octavo piso, de un exclusivo edificio, en la zona norte de Bogotá, se ha convertido en una de las alternativas de moda para disfrutar de una cena romántica, a la que acuden parejas para sellar su compromiso o celebrar su boda.

El escenario es el restaurante Los Galenos, con seis años en el mercado gastronómico, destacado como uno de los más elegantes y exclusivos, especialmente, por tener una vista casi de 360 grados, desde donde se divisa una ciudad que no descansa y que encanta con sus agitadas calles y serenos cerros tutelares.

Desde las alturas, las parejas, así como ejecutivos y familias, prefieren mantener una cena agradable y exquisita optando entre una carta de platos mediterráneos y peruanos, acompañada de su exclusiva cava de vinos, considerada como una de las más robustas del país —cerca de 300 etiquetas—y  con los argentinos Suipacha a la vanguardia, reconocidos por sus matices y aromas, cuyos precios van desde 34 dólares hasta 1.000 dólares.

El chef colombiano Boris Marcell es un hombre espiritual, perfeccionista y dedicado a lo que más le apasiona en la vida: cocinar, además de volar. Fue piloto de combate de la Fuerza Aérea Colombiana. Con estudios de gastronomía en Estados Unidos, España y Perú, es el encargado de deleitar los paladares de Los Galenos, tras asesorar otros restaurantes como Isalamorada, del cantante Andrés Cepeda.

Boris ha diseñado una carta en donde sobresale el asado de tira en cocción lenta por 72 horas, bañado en reducción de sus jugos, balsámico y oporto, con papa rústica y vegetales grillé de temporada, así como los apetecidos pulpitos baby a la parrilla sobre tres causas peruanas (la tradicional amarilla, la de ají panca y en tinta de calamar) y con salsas criolla, de olivas moradas y el chimichurri.

Vino Suipacha
Un gran reserva de los legendarios vinos Suipacha de Argentina.

Los detalles sobresalen. Ofrecen productos exclusivos como el café cultivado en los suelos volcánicos de Nariño, panes y pasta artesanal, su propia mantequilla, y el menú degustación que incluye seis pasos.

La comida es el pretexto para una experiencia diferente. Además de las privilegiadas instalaciones, el restaurante ofrece su servicio VIP de transporte, con vehículos Jaguar, que hacen más especial la velada.

El restaurante se encuentra dentro de un edificio de oficinas y modernas salas de reunión y auditorio, una infraestructura apetecida para eventos corporativos y sociales, con un tratamiento especial para las empresas que buscan un espacio diferente a la hora de realizar sus juntas directivas. Por su nombre, inicialmente Los Galenos fue el sitio apetecido por los médicos o representantes del sector salud. La verdad, fue una inclinación que fue extendiéndose a todo tipo de público.

Hoy es la opción favorita de los románticos del buen gusto que buscan conquistar con una buena cena, una vista espectacular, un vino exclusivo y mil razones para llegar directo al corazón.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Orzak

Ozark CRIMEN Y FAMILIA, por Ángel Rafael Lombardi Boscán

Ozark es la banalidad del mal en todo su esplendor, tesis que se la debemos …

Deja un comentario