ritalin adderall provigil provigil and heart attack provigil white blood cell count buy provigil online 2014 provigil all day chemist
Inicio / CINE Y TV / El sacrificio de un ciervo sagrado VENGANZA CON AIRES PROFÉTICOS, por Ángel Rafael Lombardi Boscán

El sacrificio de un ciervo sagrado VENGANZA CON AIRES PROFÉTICOS, por Ángel Rafael Lombardi Boscán

El sacrificio de un ciervo sagrado
Un aire de decadencia acompaña a este matrimonio exitoso con hijos sanos que un orden meticuloso y melancólico no logra ahuyentar los secretos de una infelicidad subterránea.

Especial para Ideas de Babel. Un buen amigo, conocedor del cine de calidad, me hizo una apuesta que no podía rehuir: El sacrificio de un ciervo sagrado es la mejor película de este año 2018. No pude esperar mucho tiempo y la busqué de inmediato. Ya había visto a la perturbadora Canino (2009) y había reservado para ver Langosta (2015), cosa que aún no he hecho. Este Yorgos Lanthimos de origen griego es un director que se las trae.

En primer lugar su cine es contrario a la dinámica comercial acostumbrada. No es un cine complaciente, por el contrario, hace de la veracidad sin disimulos su marca de fábrica. Tampoco rehuye la sordidez desde una pesadumbre, diríamos que apocalíptica. Es como si pensara que la humanidad no tiene redención.

En El sacrificio de un ciervo sagrado se hace acompañar de dos actores comerciales, aunque solventes, como si tratara de hacer alguna concesión a los productores que le financian sus películas, porque Nicole Kidman y Colin Farrell, lo son. Sobre todo la rubia, impactante en Moulin Rouge (2001) y que aquí, con cincuenta años ya a cuesta, casi en los huesos, se permite algunos desnudos indignos.

Un aire de decadencia acompaña a este matrimonio exitoso con hijos sanos que un orden meticuloso y melancólico no logra ahuyentar los secretos de una infelicidad subterránea. En realidad a Lanthimos no le interesa hurgar en la vida psicológica de sus protagonistas sino en presentar la revelación del mal, del demonio, de una manera inusual.

Uno supone, en las primeras escenas, que la película nos va introduciendo en una relación homosexual entre un exitoso y taciturno cirujano y un adolescente un tanto extraño. La película asoma un ritmo parsimonioso que va ahogando las posibilidades de una emoción alrededor de una historia misteriosa y que el director está como negado a revelárnosla. Hasta que llegamos a lo inesperado: la venganza junto a una expiación. Una venganza con aires proféticos en donde la maldad se manifiesta de una forma extraña, como si se tratara de un anti milagro. Y ante estas fuerzas de la oscuridad, incomprensibles para la ciencia, no hay otro remedio que conjurar el mal asumiendo otro mal mayor, y aceptando las normas de un reino de lo fantástico. Ya en esto último hay demasiadas debilidades o concesiones a un público que se ha venido marchitando en esta pretensión de Lanthimos por ofrecernos una película de terror cuyo terror es invisible o incomprensible.

La expiación que va como un cortejo fúnebre, no logra con obtener el perdón del agraviado. Y una vez más nos llegamos a preguntar sobre la vida rencorosa y humillada siempre con un pie de ventaja sobre el amor y sus sucedáneos.

El sacrificio de un ciervo sagrado es interesante y perturbadora. Sólo por el título vale la pena hacer el esfuerzo por verla.

EL SACRIFICIO DE UN CIERVO SAGRADO (The Killing of a Sacred Deer), Reino Unido, 2017. Dirección: Yorgos Lanthimos. Guion: Yorgos Lanthimos y Efthymis Filippou. Fotografía: Thimios Bakatatakis. Elenco: Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan, Raffey Cassidy, Sunny Suljic, Alicia Silverstone, Bill Camp.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Búsqueda de la democracia

La tragedia nacional 20 AÑOS DE IRRESPONSABILIDAD Y DESIDIA, por Pedro Luis Echeverria

“Para que el pueblo ‘tenga poder’ (en serio) la condición irrenunciable es que el pueblo …

Deja un comentario