Inicio / CINE Y TV / El papa Francisco MOMENTOS DE FE DE UN HOMBRE PÚBLICO, por Alfonso Molina

El papa Francisco MOMENTOS DE FE DE UN HOMBRE PÚBLICO, por Alfonso Molina

Francisco, el padre Jorge
Narrada, filmada y actuada en forma clásica, la película refleja lo que ya se ha dicho y revelado sobre el papa Francisco.

Esta no es una biopic tradicional, sino un homenaje a un personaje vivo y actuante, un hombre que es símbolo de fe para millones de creyentes en el mundo. Es una visión de la trayectoria de Jorge Mario Bergoglio, desde que era un adolescente en los años cuarenta del siglo pasado hasta su investidura como Papa en 2013. De una manera directa y definida, Francisco, el padre Jorge, del cineasta español Beda Docampo Feijóo, narra cómo se forjó el carácter del primer jesuita y el primer latinoamericano que accede a la Jefatura de Estado del Vaticano. Menudo trabajo que exigió equilibrio en el tratamiento biográfico de un personaje controvertido.

Desde la primera secuencia, con un hermoso plano general de Buenos Aires y la nostálgica música de Astor Piazzolla, la película apunta a un público tan universal como los mensajes del Sumo Pontífice —interpretado, en su edad adulta, de forma muy convincente por Darío Grandinetti— con imágenes y sonidos que casi parecen una refinada promoción turística de Argentina y su capital. Pero no, el objetivo de esta coproducción argentino-española es perfilar una biografía rápida, simpática y sin demasiado riesgo.

Francisco, el padre Jorge se desarrolla como un conjunto de etapas en la vida de Jorge Mario Bergoglio, sobre la base del libro Francisco. Vida y Revolución, de la periodista Elisabetta Piqué. El film toma el punto de vista de una joven corresponsal española —protagonizada por Silvia Abascal—, alter ego de Piqué, quien conoció y entabló amistad con Bergoglio cuando la editorial para la cual trabajaba la mandó cubrir el cónclave de 2005, a la muerte de Juan Pablo II, donde el actual Papa fue el obispo más votado luego de Ratzinger, quien se convirtió en Benedicto XVI.

El guion y la dirección  de Beda Docampo Feijóo —realizador de Los amores de Kafka y coguionista de la recordada Camila de María Luisa Bemberg— saltan del presente al pasado y nuevamente al presente para mostrar distintos momentos fundamentales de la vida del ex obispo de Buenos Aires, siempre con la amistad entre la periodista y el religioso como eje narrativo.

El relato va y viene entre la década actual y los años cincuenta y después salta a los violentos setenta en Argentina de la dictadura, así como al retorno a la democracia y de 2005 en adelante. Muestra situaciones como el descubrimiento de la vocación de un adolescente que dudaba entre estudiar medicina y tener una novia o tomar los hábitos. El film no pretende la comprensión de las aristas de su personaje pero sí reflejar una actitud ideológica ante cada uno de los conflictos sociales, políticos y eclesiásticos en su país. Destaca su humildad y su preocupación por la pobreza, la violencia, la corrupción o las drogas. Por la pantalla pasan la elección de su vocación, los aspectos de su tarea social y una serie de referencias durante la dictadura: sus acciones en defensa de unos curas jesuitas desaparecidos y un testimonio (recogido por la periodista) que relata la entrevista a la familiar de un perseguido político que describe cómo el sacerdote ayudó a su padre a salir del país.

Narrada, filmada y actuada en forma clásica, la película refleja lo que ya se ha dicho y revelado sobre el papa Francisco. Le faltan matices, es verdad, pero mantiene el atractivo del hombre que retrata, con un peso político específico y manifestaciones poco frecuentes para su investidura. Es el Papa popular, de la calle, que hace chistes pero no abandona la trascendencia de su investidura.

Destacan las actuaciones de Grandinetti, como el Bergoglio adulto y ya formado, y de Gabriel Gallichio, como el Jorge Mario joven que se debate entre su vocación y los deseos de su familia. Luego se aprecian las labores de intérpretes reconocidos de España y Argentina en pequeños papeles. Producción, fotografía, edición y música cumplen profesionalmente con un trabajo muy bien estructurado.

EL PAPA FRANCISCO (Francisco, el padre Jorge) Argentina y España, 2015. Dirección y guion: Beda Docampo Feijóo. Producción: Jason Blum. Fotografía: Kiko de la Rica. Música: Juan Federico Jusid.  Montaje Cristina Pastor. Elenco: Darío Grandinetti, Silvia Abascal, Laura Novoa, Leonor Manso, Leticia Brédice, Jorge Marrale, Carola Reyna, Alejandro Awada, Gabriel Gallichio. Distribución: Gran Cine.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Billetes venezolanos

Ante la ausencia de efectivo EL EMPRENDIMIENTO DEL AÑO, por José Domingo Blanco

Por las colas que vi en las puertas de los bancos, y por las edades …

Deja un comentario