drinking while on provigil provigil viagra for the brain provigil expiration is nuvigil really better than provigil provigil impotence
Inicio / Destacado / Después del 23 de febrero LOS RETOS DE GUAIDÓ, por Alfonso Molina

Después del 23 de febrero LOS RETOS DE GUAIDÓ, por Alfonso Molina

Guaidó, Almagro y Duque
Es evidente que algo falló en la estrategia impulsada por Guaidó y las fuerzas democráticas.

Llegó la fecha anunciada, la más esperada, la que todos querían. Los ojos del mundo observaron lo que pasaba en las fronteras con Colombia y Brasil. Cientos de miles de ciudadanos marcharon por las calles de toda Venezuela. Las expectativas se concentraron en la hazaña de introducir alimentos y medicinas para una población acosada. Pero la ayuda humanitaria no entró al territorio nacional. En cambio, los colectivos atacaron a mansalva a los voluntarios, dejaron un rastro de muerte y dolor, quemaron los camiones que llevaban lo anhelado, se burlaron de quienes necesitaban calmar el hambre y las necesidades. Pasó la fecha prometida.

Al final de la jornada eché en falta dos cosas muy importantes. La primera, los deseados vínculos con los sectores militares que pudieran no solo evidenciar la fractura de la FANB sino, sobre todo, cambiar el curso de esta trágica historia contemporánea. La segunda, el anuncio de los planes inmediatos para superar los obstáculos. Para seguir avanzando. La noche del 23 de febrero Juan Guaidó acusó el golpe. No se cumplieron los objetivos. En los rostros surgió el rictus de a insatisfacción. Porque la inmensa mayoría de los venezolanos esperábamos que entrara la ayuda humanitaria y con ella la fuerza imparable que acabara con esta pesadilla de casi veinte años.

Es evidente que algo falló en la estrategia impulsada por Guaidó y las fuerzas democráticas. El sector militar no se manifestó, solo unos oficiales decidieron abandonar sus filas y desde luego no fueron suficientes. Es imposible pensar que no se había contado con esas fuerzas militares dispuestas a defender la Constitución. Eso era vox populi.

Hasta ahora no tenemos respuestas. El Grupo de Lima sesionó en Bogotá, exigió la libertad de los presos políticos, solicitó un gobierno de transición y elecciones libres. Ya lo sabíamos.

Algunos acariciaron —y siguen acariciando— la idea de una intervención militar norteamericana como única opción para salir del régimen. Lo cual sería un profundo error, a mi entender.

Guaidó enfrenta varios retos. Volver a Venezuela, seguir al frente del liderazgo opositor y concretar acciones que mantengan el interés de los ciudadanos, conservando la unidad. Debe sostener también su perfil de activista diferente, de servidor público. Su conducta desde enero marcó el renacer de la esperanza. Ahora es responsable de esa esperanza.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Best Windows Antivirus Alternatives

Your anti-virus must protect your pc in any way instances, in which you aren’t about …

Deja un comentario