Inicio / CINE Y TV / El turista CHARADA VENECIANA, por Alfonso Molina

El turista CHARADA VENECIANA, por Alfonso Molina

Venecia, Jolie y Depp en una historia rocambolesca.

Cuando concluye la proyección uno se pregunta qué llevó a Florian Henckel von Donnersmarck, ganador del Oscar por su aclamada La vida de los otros, a dirigir esta suerte de homenaje a cierto tipo de comedia de suspenso que en los años cincuenta y sesenta llevaron adelante directores como Alfred Hitchcock y Stanley Donen. Podemos recordar las actuaciones de James Stewart y Doris Day en El hombre que sabía demasiado (1956) o las de Cary Grant, Autrey Hepburn en Charada (1963), caracterizadas por una trama de equívocos que desafiaba los peligros del espionaje y abría las puertas del romance. Exactamente ese esquema se encuentra en El turista, debut en la producción norteamericana del realizador alemán. Por añadidura, se trata del remake del film francés Anthony Zimmer (2005), de Jérôme Salle, que recibió buena crítica en su país de origen. Entonces tenemos una película lujosa y elegante, que se desplaza de París a Venecia, con un guión que pretende confundirnos y con las actuaciones de dos iconos contemporáneos: Angelina Jolie y Johnny Depp. ¿El resultado? Un divertimiento menor.

El problema con El turista es que la estructura del guión —firmado por Julian Fellowes, Christopher McQuarrie y el propio von Donnersmarck— le impide superar los estereotipos de un  tipo de cine ya superado. Un obstinado sabueso de Scotland Yard persigue desde Londres y gracias a la tecnología al estafador Alexander Pearce, desaparecido desde hace varios años, a través del seguimiento de los pasos de su amante Elise Ward, en París, quien toma un lujoso tren a la bella ciudad del Veneto y en el viaje conecta con Frank Tupelo. un turista norteamericano, maestro de escuela en vacaciones, quien a su vez se convierte en el objetivo de un mafioso estafado por Pearce. Todo se vuelve un enredo entre los flamantes salones del hotel Danieli y las simpáticas callejuelas venecianas, con mucho de acción, un poco de humor y una pretendida sorpresa que para mi no fue tal.

El misterio de Pearce, las marchas y contramarcha de Scotland Yard, las ambigüedades eróticas y afectivas de Elise y Frank, la ansiedad del inspector inglés por resolver el caso y la ruda presencia del oscuro mafioso constituyen un mero trámite que explota con un millonario presupuesto para vender Venecia al mundo, de la mano de una muy bella Angelibna Jolie y un siempre sagaz Johnny Depp. en realidad, uno no puede tomarse en serio esta película.

EL TURISTA («The tourist») EEUU y Francia, 2010. Dirección: Florian Henckel von Donnersmarck. Guión: Julian Fellowes, Christopher McQuarrie y Florian Henckel von Donnersmarck. Producción: Gary Barber, Roger Brinbaum, Jonathan Glickman, Tim Headington, Graham King. Fotografía: John Seale. Montaje: Joe Hutshing. Música: John Newton Howard. Director de Arte: Susana Codognato. Elenco: Angelia Jolie, Johnny Depp, Timothy Dalton, Bruno Wolkowitch, Paul Bettanny, Rufus Sewell. Distribución: Cinematográfica Blancica.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Algo está pasando EL 5 Y 6 DE LOS OSCAR, por Antonio Llerandi

Terminó la carrera de caballos de los Oscar. No soy propenso a las apuestas y …

Deja un comentario