Inicio / Destacado / Bitácora Internacional LA OBSERVACIÓN ELECTORAL COMO SALIDA, por Alfredo Michelena

Bitácora Internacional LA OBSERVACIÓN ELECTORAL COMO SALIDA, por Alfredo Michelena

Jimmy Carter
En 2013 Jimmy Carter vino y publicó un informe donde rechazó, entre otras cosas, el ventajismo del régimen.

La observación electoral internacional ha sido execrada por el régimen. Inventaron la figura de ‘acompañantes electorales’, una especie de Monos Sabios, por aquello de ‘ver, oír y callar’. Aunque como ‘turistas electorales’ en su viaje relámpago tienen poco tiempo para ‘ver y oír’, pero si se les obliga a ‘callar’.

Los dos más importantes observadores de nuestras elecciones habían sido la Unión Europea y la OEA. Pero sus informes y recomendaciones, que develaron que las elecciones no habían sido “libres y justas”, no le gustaron al régimen. Hace diez años que ningún observador electoral viene al país.

Otro observador fue el Centro Carter, cuyo presidente calificó el sistema electoral venezolano como “el mejor del mundo», el mismo año que no aceptó venir para las elecciones presidenciales de  2012 como ‘acompañante’ pues la consideró una «presencia simbólica». Sin embargo, Carter había logrado que se le ofreciera una “opción intermedia, que incluía el envío de un pequeño grupo de expertos para participar en algunas de las auditorias pre-electorales”. En 2013 vino y publicó un informe donde rechazó, entre otras cosas, el ventajismo del régimen.

Hay muchos gobiernos y organizaciones de la región y de Europa, así como parlamentos, organizaciones de expresidentes y partidos de derecha e izquierda, que  están promoviendo que las elecciones del 6D sean transparentes.  La OEA ha dado un paso adelante y el nuevo Secretario General, viene a negociar su participación como observador. Será su momento estelar para demostrar que no llegó a esa posición por sus debilidades con el castrochavismo. Tanto la OEA como la UE tendrían que exigir ir más allá de esa opción intermedia que  ya se le concedió a Carter.  Empero, ya una de las damas del CNE anunció que los ‘acompañantes’ solo vendrán por una semana.

Solo han invitado a Unasur, organización sesgada por el castrochavismo que no se hizo respetar cuando, en un acto de rebeldía, pidió una auditoría electoral de unas elecciones que Maduro había perdido y tampoco logró el diálogo cuando medió en el conflicto de 2014.

La presión internacional aumenta en busca de una salida negociada a la crisis, donde las elecciones del 6D serán claves. Pero como afuera también están claros de la calaña del árbitro, exigen una observación electoral independiente. No quieren volver a pasar por el vaporón de que el régimen obtenga una umbrosa ‘victoria’ y que la crisis política junto a la económica se profundice a tal nivel en que la sangre esta vez no solo llegue al río sino que les salpique.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

Dos décadas INVENTARIO DEL MAL, por Antonio Llerandi

Sin orden, ni cronológico ni de importancia, pero eso sí, todos o casi todos los …

Deja un comentario