Inicio / Destacado / Bitácora Internacional EL FIN DE LA REPÚBLICA, por Alfredo Michelena

Bitácora Internacional EL FIN DE LA REPÚBLICA, por Alfredo Michelena

Resistencia en Venezuela 1
Por eso la lucha contra Asamblea Constituyente Comunal es la lucha por la democracia.

Mientras EEUU nacía en democracia, según Samuel Huntington, en América Latina y Venezuela comenzaba “la larga marcha… hacia la democracia”. Para Carrera Damas, una vez desechada la monarquía como forma de gobierno, se crea la República como un “estado liberal, orientado hacia un desarrollo socioeconómico capitalista”, a fin de  afianzar “los bienes de… libertad, seguridad, propiedad e igualdad”. Hasta fines de la primera mitad del siglo XX prevalece la República Liberal Autocrática (RLA) que supuso un “muy prolongado y absoluto control militar… [que] hizo del culto a Bolívar… una especie de religión de Estado… fuente de legitimidad y cobertura de la continuidad dictatorial”. Luego viene la República Liberal Democrática (RLD), cuyo primer intento fracasa al colapsar el ‘trienio adeco’ y un golpe de Estado trae de nuevo a los militares al poder con Pérez Jiménez. Una segunda RLD se instala y dura 40 años, que es el período más largo de gobiernos civiles que se turnaban regularmente en nuestros 200 años de existencia.

El fallido golpe de Estado del teniente coronel Chávez en 1992 y su ascenso al poder en 1999 restablece esa lucha entre militarismo y civilismo que el ‘finado’ nos vendía y que Maduro nos vende como la alianza cívico-militar y que se encapsula en la Constitución de 1999, que incorpora a los militares como actores privilegiados. Les convierte en garantes de la soberanía y los incorpora al ‘desarrollo nacional’. Ahora encontramos militares por todos lados enquistados en la administración pública. Es la vuelta a la RLA, con su bolivarianismo y todo.

Pero esta vuelta no les ha parecido suficiente y han intentado cambiar la Constitución dos veces: en 2007, por ejemplo, cuando Chávez perdió un referéndum constitucional que quería convertirnos en un Estado socialista. Aunque siguió adelante con muchas de las propuestas, que se implementaron por otros medios.

Ahora Maduro y su comandita, a sabiendas de que ya no pueden sostenerse en el poder por vía electoral, deciden cambiar por segunda vez la Constitución y elegir una Asamblea Constituyente sin votación universal e igualdad del voto. No es universal, pues se discrimina por sectores de representación como sindicatos, grupos étnicos, consejos comunales y comunas —ellos hacen las listas— y excluye a los venezolanos de doble nacionalidad y los que viven en el exterior. Además, no todos los votos valen lo mismo, pues ni la representación sectorial ni la territorial (municipal) se calibran por población.

Hoy día estamos frente a otra batalla entre la democracia (que siempre es civil) y el autoritarismo militar, entre la RLD y la RLA. De realizarse la Asamblea Constituyente Comunal o Comunista —de allí viene el nombre— Venezuela perderá su característica de República y de Liberal, y será más autoritaria y más militar.

Se seguirá llamando república como Cuba o la URSS, pero se habrá enterrado la República. La “res publica” —en latín— o cosa pública ya no estará en manos de todos sino de una oligarquía revolucionaria y militar. No será liberal sino comunista y llevará “la carga de la revolución militar”, según aseveró Maduro. Por eso la lucha contra Asamblea Constituyente Comunal es la lucha por la democracia.

*Publicado originalmente  en la edición electrónica de El Nuevo País.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

4 de febrero de 1992 3

Apuntes para el debate A PROPÓSITO DE LOS GOLPES DE ESTADO Y LAS TRANSICIONES DEMOCRÁTICAS, por Jorge Lazo Cividanes

En su acepción moderna, un golpe de Estado es la remoción forzada de un gobernante …

Deja un comentario