Inicio / Destacado / Atentados contra el ambiente ROMPER AGUAS, ROMPER FUENTES, por Silvia Dioverti

Atentados contra el ambiente ROMPER AGUAS, ROMPER FUENTES, por Silvia Dioverti

Protesta masiva en Mendoza contra el uso de cianuro.

A pesar de lo vital que es la anunciación de dar a luz presente en la metáfora popular del rompimiento de las membranas en las que está inmerso el feto, la frase me produjo en estos días un derrame tóxico, cianúrico, porque no pude dejar de asociarla a otros rompimientos de aguas y fuentes, como las que pretende la ley N° 7.722  que habilita el uso del cianuro en la actividad minera en la provincia de Mendoza (Argentina), la cual, según sostuvo ayer el Gobernador de la entidad, ha sido supuestamente derogada. Habrá que ver, falta la aprobación del clan mayor.

Con lágrimas no todavía encianuradas, lloré viendo la marcha y los testimonios de la gente que, también llorando, protestaba en la ciudad famosa por sus vinos; protestaba sin bombos ni platillos, sin defecar en el atrio de la catedral, sin destrozar su ciudad por algo que era, a todas luces, el permiso para un ecocidio que llenará bolsillos y bolsos y que, en lugar de reflotar un poco la economía del país con la compra de vino mendocino en euros y en dólares, les hará pito catalán a tintos y blancos por igual, porque el Primer mundo no come ni bebe cuentos.

Lloré por ti, Argentina –aunque tú no llores ni por mí ni por millones de otros hijos tuyos–, como lloré antes por tu Veledero en la provincia de San Juan, por el África de los diamantes de sangre, por la Columbia Británica (Canadá), por los ríos Bacanuchi y Sonora (México), por  Cajamarca (Perú), por Bolívar y Amazonas (Venezuela), y por Acra (Ghana), ese cementerio de desechos electrónicos de una  Europa for export.  Y seguiré llorando cada vez que nuestra zoopolitik formada por asnos, topos, yeguas, buitres, hyena (neerlandés) patos, Ducks (inglés), amurskiy tigr (cirílico), Huīsè luó bó (mandarín),  o la víbora cola de araña ادم خائن و تیز عنکبوت (farsi) asiente sus posaderas en el sillón de mando del mundo y diga, como siempre ha dicho: “Después de mi el diluvio”, o “Después de mí el deslave”, o “Después de mí la desertificación del planeta”, porque “por ahora”, les interesa más el oro que el agua. Que los que vienen detrás arreen, aunque en ese atrás venga también su propia progenitura.

Y no fui la única. Adorablemente cándidos algunos amigos virtuales y otros de carne y hueso me hicieron llegar la moción de colocar una gota de agua en mi perfil de FB para denunciar lo de la ley 7.722 y su cianuro. Otros me asedian para que coloque frases de Greta Thumberg, ese fenómeno mediático creado y sostenido por los mismos intereses que han hecho del planeta un vertedero de basura –que si de verdad la chica fuera ajena a esa manipulación no hubiera salido más que una vez en algún periódico tercermundista y habría sido rápidamente acallada–, en fin, que acorde con mi manera de ser, me parece que poner una gota de agua en un mar de podredumbre y contaminación es eso, una gota de agua en el mar, de modo que prefiero unas gotas de “ácido de palabra” que, ya se sabe, siempre ha servido –a falta de coraje para más– para conjurar la rabia y la impotencia personal y, a veces, escasas, contadísimas, hasta para salpicar a algunos de la Zoopolitik.

Voy a usar un poema de Benedetti –aunque nunca ha sido poeta de mi devoción– que, me parece (dejando de lado mis parcialidades poéticas), enuncia muy bien ese rompimiento de fuentes del que hablo y que está muy al alcance de  la comprensión y la cultura de nuestros dirigentes. Hago, sin embargo, la salvedad de que en “los imperios de siempre” sería bueno y necesario que el lector se inmiscuya mentalmente mientras lee y, rompiendo el  sesgo panfletario del poema, incluya –siempre mentalmente– esos otros imperios que escriben la Historia con la zurda o con la letra manolística (del Manolito de Quino, claro) del populismo.

Las aguas

Dicen que el agua será imprescindible

mucho más necesaria que el petróleo

los imperios de siempre por lo tanto

nos robarán el agua a borbotones

los regalos de boda serán grifos

agua darán los lauros de poesía

el nobel brindará una catarata

y en la bolsa cotizarán las lluvias

los jubilados cobrarán goteras

los millonarios dueños del diluvio

venderán lágrimas al por mayor

un capital se medirá por litros

cada empresa tendrá su remolino

su laguna prohibida a los foráneos

su museo de lodos prestigiosos

sus postales de nieve y de rocío

y nosotros los pálidos sedientos

con la lengua reseca brindaremos

con el agua on the rocks.

 

https://elpais.com/internacional/2016/09/15/argentina/1473945572_560761.html

http://olca.cl/articulo/nota.php?id=104644

https://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_ecol%C3%B3gico_en_los_r%C3%ADos_Bacanuchi_y_Sonora

http://www.laizquierdadiario.com.ve/Arco-Minero-del-Orinoco-vulnera-fuentes-vitales-y-diversidad-cultural-en-Venezuela

https://www.diariosur.es/tecnologia/investigacion/201702/18/ghana-vertedero-tecnologico-primer-20170216090027-rc.html

 

 

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

El oficial y el espía DREYFUS, POLANSKI Y LA INDUSTRIA DE LA MENTIRA, por Antonio Muñoz Molina

En la última película de Roman Polanski, entre los figurantes que pueblan los cafés, los …

Deja un comentario