Inicio / LETRAS / Alicia Freilich EL EJÉRCITO DE UN SOLO HOMBRE

Alicia Freilich EL EJÉRCITO DE UN SOLO HOMBRE

Moacyr Scliar coloca a su personaje militante rojo con trasfondo de la II Guerra Mundial.

Es el título de la gran novela del médico Moacyr Scliar, importante narrador de la moderna literatura brasileña. Ya traducida al inglés, cuenta con ternura y agridulce humor judío la  historia de Mayer  Guinzler, autoelecto Capitán Birobidyán, un loco afable que desvaría libremente por las calles de Porto Alegre a comienzos de la década de los cuarenta, predicando sobre la inminente llegada  del comunismo, mundo  perfecto y redentor.

El pionero Gabriel García Márquez plasmó desde su realismo mágico, en tinta y risa colombianas, los cien años de la  sucesiva, solitaria y fracasada revolución caudillista del siglo XIX que se muerde la cola. Y Mario Vargas Llosa con su realismo histórico describe la dilatada guerra del fin del mundo en el noreste de Brasil, lucha interna aniquilatoria entre guerrillas de jefes locales mesiánicos que retardó la instauración del sistema republicano en aquel país.

En la misma onda conceptual y de llave literaria para sorprender al lector, Moacyr Scliar con su realismo ficcional risueño, coloca a su personaje militante rojo con trasfondo de la segunda guerra mundial, seguido por presuntos soldados patrios impregnados de la nueva doctrina comunista que les permite conservar su creencia mística en un gratuito paraíso terrenal. Así, desde la centuria pasada, toda esa literatura mayor tiene a un público heterogéneo disfrutando con gran deleite, las hazañas y efectos de un doloroso quijotismo suramericano pero que hasta hace poco era suceso del pasado, inofensivo y fantasioso.

Ahora, el poder que por ahora domina la realidad venezolana, trágica, diaria y tangible, pretende fusionar y reactivar a la fuerza, esos tres fracasados ismos en una nueva teoría siglo XX: violador caudillismo regional, salvaje teocracia focal y petrolizada en una figura de carne y hueso que va desplazando a tradicionales misioneros de todos los credos agregando la prédica del ruinoso marxismo sovieticubano. Ay, pero quien haya leído el análisis que sobre el militarismo estructural de la historia venezolana ha realizado Ana Teresa Torres en La herencia de la tribu, capta de inmediato, por fin, que el ya insoportable delirio sobre el supuesto verdadero socialismo es caudillesco, teocrático, totalitario y sólo existe en la fantasía delirante de un solo hombre de formación militar, no importa el rango alcanzado y otros avatares, pero con su sola milicia, un solo bolsillo y una sola fe proyectada, activa su fantasía patológica y anacrónica, desfasada de la realidad real, desde un plan destructivo, peligroso, absurdo y circense resumido en el magnífico título novelístico de Scliar, robado para esta nota.

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

La llave maestra DESCUBRIR ES LA CLAVE, por Alicia Freilich

Descubrir es la clave en todo sistema y régimen. Desde la investigación periodística y la …

Deja un comentario