provigil trial street value provigil how much does provigil cost in canada when did generic provigil come out generic version of provigil
Inicio / ARTES / África nuestra o el arte viaja a la raíz UN DÍA EN EL MUSEO, por Faitha Nahmens

África nuestra o el arte viaja a la raíz UN DÍA EN EL MUSEO, por Faitha Nahmens

Museo de Arte Afroamericano 1
La colección permanente y la permanente actividad le han merecido reconocimientos internacionales.


Caracas no termina aquí, ni ahora; desmelenada y rota se mantiene en sus trece; se enconcha, se mimetiza, se parcha, retoña. En San Bernardino, una de sus urbanizaciones señeras, la de las laberínticas calles que desembocan en arbolados deltas, el Museo de Arte Afroamericano, abierto de lunes a lunes, y el que suma más visitantes por hora, invoca la democrática costumbre de ejercer ciudadanía. Le produce latidos a la urbe y al arte le da espacios, luz y referencia.

Reducto donde se le rinde culto al barro, a la madera y a la piedra a través de la colección de más de tres mil piezas que aglutina y clasifica, y que reflejan la esencia de cada etnia y de cada país que representan, en este original museo que se yergue en la esquina de la avenida Occidente —aún en construcción desde su inauguración en mayo de 2011, no para de crecer— consiguen sus coordenadas la palabra y la canción, con charlas, conciertos y la muestra de instrumentos oriundos y milenarios; y hallan asiento el estudio y el aprendizaje, con los más de mil libros allí cobijados y la realización periódica de talleres de arte y creatividad, y de inimaginables ocurrencias que sorprenden ojos y oídos, glorifican los dedos y hechizan las almas. El museo es un centro de docencia, investigación y extensión, y club de lectura para motivar el conocimiento y el apego al saber. Lugar de encuentro y reencuentro con la raigambre y el origen, es, sin duda, además, una salutación a la vida, a través de las máscaras paradójicas que cuelgan lenguaraces en los muros, de los jardines de verde brillante e incluso de las calaveras de la exposición más reciente, la de Jennina Guzmán, creadora de piel tatuada y alma transparente. “Los esqueletos son el andamiaje de la existencia, el soporte, y lo que queda de nosotros, lo más perdurable”.

El museo es un mundo en el país. Un día pueden sorprender las revelaciones de la experta psicólogo Itala Scotto, que dictará cátedra sobre los cantos de sirena y desarrollará su tesis de la feminidad imposible, o las audaces disquisiciones sobre ciudad, interacción, prejuicios y poder del arquitecto Felipe Delmont, a la vez que exorcizará las espinas de la cotidianidad el bálsamo de una reunión alrededor de unas pirámides calientes o el concierto de la Coral de la UCAB, que cumple sus primeros 50 años interpretando, con fe en el país, un repertorio de canciones venezolanas que salen hipnóticas a la calle por el patio interno destechado y azul.

A cargo de la jornada, de la agenda, del espacio que se proyecta al cielo está Nelson Sánchez, un hombre que adora reírse y que cuando se pone serio es igual de simpático. Venezolano, pues. “No soporto cuando la gente habla mal del país, de mí país, claro que hay problemas, y mucho por hacer, pero esta tierra es tan generosa, nos ha dado tanto a tantos, que deberíamos ser más agradecidos y retribuirle en algo lo mucho; nos toca reconstruirlo a cada uno de nosotros ¿por qué no hacerlo con ganas, con amor?”. Ha sido un hombre de vida plena y hedonista que ha viajado y ha visto todas las maravillas del mundo, vinculado siempre con el arte y el pensamiento. Ahora hace foco en un punto preciso: el Museo, su vida.

Museo de Arte AfroamericanoLa colección permanente y la permanente actividad le han merecido reconocimientos internacionales. “Hay que fajarse, es lo que hay que hacer, nada más”. A medida que más piezas llegan, más salas aparecen a lo largo y ancho de la incesante remodelación para darles cobijo al singular reportorio que exhiben anaqueles, paredes y vitrinas: las máscaras, los dioses, los instrumentos antiguos más insólitos de cuerdas y plumas, las coronas de reyes africanos, las mantas y los bordados, las maderas pintadas, las tallas de hombres y animales, los objetos utilitarios y antiguos de raros nombres, los jarrones, ánforas y vasijas.“Entre las piezas más destacadas se encuentran las esculturas de la etnia Nok de Nigeria, que son contemporáneas con la cultura egipcia, las placas de bronce de Benín del antiguo reino de Dahomey y que adornaban las paredes del Palacio del rey, y una capa etíope de matrimonio con hilos de plata, que usaban los novios el día de su boda”, consigna el vicepresidente de la Fundación Nelson Sánchez Chapellín, Morris Matza. Para garantizarles feliz hospedaje también funciona allí también un taller permanente de restauración de arte. De modo que lo exótico tiene hogar seguro y climatizado, lo exótico que en realidad no lo es: no pueden serlo los símbolos vinculantes con la procedencia.

“Yo creo que debería haber un museo de arqueología al sur del Orinoco que resguarde las expresiones y manifestaciones y riquezas artísticas, creativas y lingüísticas de las culturas étnicas venezolanas, cuentos, símbolos, mitologías y credos; asimismo, uno del queso, otro del oro y uno más del mueble; espacios que nos contarán como país y que todo el tiempo estarán descifrándonos y registrándonos como identidad, amén de que generarían fuentes de trabajo y de amor propio”, añade Nelson Sánchez, “es que eso es un museo, un sitio para mirar, tocar, contradecirnos, inspirarnos, imaginar y descubrirnos, un sitio de aprendizaje tangible, que se refuerza con la difusión de ideas ¿cómo no querer que se abran nuevos?”, redondea.

Un día en el museo suma más de ocho horas de una jornada de observación, contemplación, conversación. Ha quedado muy contenta una princesa kariña —participante en una charla— que cuenta ante oyentes embelesados sobre la importancia del hablar quedito, de la cultura de la discreción y la mesura en los modos, de la importancia, por favor, de no voltear repentinamente y de lado —“tienes que virarte por completo, es más franco, los espíritus no esperan que los mires de reojo”— como si los ingleses y su tribu fueran vecinos de elegante crianza. Un día en el museo es uno de puentes posibles, no solo los que enlazan las casas que son su sede, cosidas con arte y arquitectura, sino los que permiten, a pesar de la distancia entre los dos continentes, el arrobamiento por el arte proveniente de África.

Un día en el museo es, además de caminar por entre estancias, escaleras sugerentes y piezas silenciosas que tanto chismosean, hallar en la jornada la poesía. Ana María Velázquez, la reconocida escritora de verbo sensible y herido, en el papel de reportera gráfica, ha hecho también lo que muchos amantes de la palabra: mirar en silencio, asombrarse, pensar que la vida es y no es sueño, despabilarse. Viendo las fotos que tomó de las esquinas, de las sonrisas y el estupor, queda claro que en Caracas, en medio del caos, hay días que son oasis. Días que nacen felices para rebelarse.

MUSEO DE ARTE AFROAMERICANO. Colección de Piezas Africanas y Afroamericanas. Aproximadamente 3.000. Un Centro de Estudios para África. Aproximadamente 1.000 ejemplares. Un restaurant de comida criolla venezolana tipo gourmet. Una sala de usos múltiples. Salas de exposiciones permanentes. Un café-galería. Av Occidente frente a la redoma Eloy Alfaro con inicio de la calle del IESA. San Bernardino, 1010, Caracas. Teléfono: 0212-551.28.49.

museoafroamericano@yahoo.com

Sobre Alfonso Molina

Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores.

Te interesa

China y EEUU 1

Análisis ARANCELES Y GUERRA COMERCIAL, por Rubén Orlando Noguera

En el contexto del comercio internacional, los países acostumbran a utilizar en determinadas circunstancias, algunos …

Deja un comentario